PuroPeriodismo/Foto EFE, Mundo Deportivo, Barcelona

La diferencia que se vio sobre el terreno de juego fue abismal. Los números no mienten, y dejan datos como que esta España de Luis Enrique, más allá de los 7 goles (que se dice rápido) llegó a protagonizar hasta 1.000 pases buenos mientras que Costa Rica no fue capaz de disparar ni una vez. Ni a puerta ni fuera. Cero patatero, destaca un análisis del sitio Mundo Deportivo de Barcelona.

Duros con Keylor

En cuanto a España, cabe destacar también la efectividad que mostraron los Ferran Torres, Dani Olmo, Gavi y compañía. Los 7 disparos que fueron a puerta y pusieron a prueba a Keylor Navas acabaron en gol, y el dato habla muy bien de la puntería del ataque español pero a la vez también muy mal del ex guardameta del Real Madrid, incapaz de realizar una sola parada.

El portero costarricense suele crecerse en estas citas, pero esta vez se vio completamente superado.

Puede que pesase mucho en su contra el hecho de no estar contando con minutos de juego en el Paris Saint-Germain o puede simplemente que no tuviera el día.

En cualquier caso, el que se antojaba como candidato a verdugo de la España de Luis Enrique acabó vapuleado y queda la sensación de que si en lugar de él hubiesen jugado Alvarado o Patrick Sequeira, segundo y tercer portero de esta selección, el resultado hubiese sido el mismo, agrega dicho sitio.

Especial PuroPeriodismo/Mundo Deportivo, Barcelona