PuroPeriodismo/Foto Buffalo News, Nueva York

Millones de personas se refugiaron en una helada profunda durante la noche y la madrugada para capear la gélida tormenta que se ha apoderado de gran parte de los Estados Unidos, atrapando a algunos residentes dentro de las casas con acumulaciones de nieve y dejando sin electricidad a cientos de miles de hogares y negocios, informa CBS News.

CBS News ha confirmado al menos 33 muertes relacionadas con el clima por la tormenta en todo el país.

El alcance de la tormenta ha sido casi sin precedentes, extendiéndose desde los Grandes Lagos cerca de Canadá hasta el Río Grande a lo largo de la frontera con México. Alrededor del 60% de la población de EE. UU. enfrentó algún tipo de aviso o advertencia de clima invernal, y las temperaturas cayeron drásticamente por debajo de lo normal desde el este de las Montañas Rocosas hasta los Apalaches, dijo el Servicio Meteorológico Nacional, detalla dicha cadena.

Miles de vuelos estadounidenses fueron cancelados el sábado y otros 2400 hasta el domingo por la noche, según el sitio de seguimiento FlightAware, cita CBS.

Los meteorólogos dijeron que un ciclón bomba, cuando la presión atmosférica cae muy rápidamente en una fuerte tormenta, se había desarrollado cerca de los Grandes Lagos, provocando condiciones de ventisca, incluidos fuertes vientos y nieve.

Especial PuroPeriodismo/CBS News