Carlos Dada, El Faro, San Salvador

No hay márgenes para la confusión. Ortega se convirtió en lo que el sandinismo combatió hace medio siglo. De todas aquellas banderas, que incluían la paz, la igualdad, la dignidad, la solidaridad y la libertad, solo queda el estandarte rojo y negro con las letras del FSLN, que hoy ondea en todas las oficinas públicas y los discursos del tirano. 

Especial PuroPeriodismo/El Faro, San Salvador