PuroPeriodismo/BBC Mundo/Foto Reuters

El ataque con armas de fuego en una sala de conciertos en la periferia de Moscú dejó ayer viernes al menos 133 muertos y más de 140 heridos, según los servicios de seguridad rusos, informa BBC.

Cinco personas vestidas con trajes de camuflaje abrieron fuego en el auditorio municipal de Crocus, al noroeste de la capital.

Según el ministro de Salud de Rusia, Mijaíl Murashko, 115 personas estaban siendo atendidas en centros médicos, y 60 permanecían en estado crítico. Murashko también confirmó que cinco de los heridos eran niños.

“Los cadáveres de los fallecidos están siendo examinados actualmente. Se ha establecido provisionalmente que en el ataque terrorista murieron más de 60 personas. Lamentablemente, el número de víctimas podría aumentar”, afirmó el comité de investigación encargado de supervisar la respuesta al ataque.

PuroPeriodismo/BBC Mundo