PuroPeriodismo/Marca, Madrid, Mundo Deportivo, Barcelona/Foto RealMadrid.com

  • Un gol en el 91 del crack inglés rematando el pase y el partidazo de Lucas Vázquez sentencia el título y cierra la etapa de Xavi, que acaba escuchando el doloroso “Xavi, quédate”

Jude Bellingham puso la rúbrica a LaLiga del Real Madrid, a falta de la certificación matemática, tras marcar en el último minuto el gol que decidió El Clásico. El Bernabéu fue un volcán blanco que vivió una noche memorable, otra más, en una semana perfecta, derrotando al Barcelona, que queda a 11 puntos pese a ponerse por delante dos veces. Lucas Vázquez, lateral y protagonista de los tres goles, encarna mejor que nadie el espíritu indomable del futuro campeón de Liga. Así gana el Madrid, destaca el sitio Marca.

Puede que la Batalla de Mánchester pasara factura a los músculos de varios de sus futbolistas, motivo para que Ancelotti cambiara al 75% de la defensa que brilló en Champions. El caso es que el Madrid salió con dos interiores como laterales y sufrió por los extremos en un primer tiempo de color azulgrana. Fue, sobre todo, frágil para defender los balones cerrados que sirvió Raphinha desde el córner derecho. La presión alta del Barça provocó el error en la descarga de Vinicius, corrigió Kroos y en el lanzamiento desde la esquina, Christensen remató en el segundo palo a la red. Falló Andrei Lunin, que midió fatal la salida, como si hubiese dejado en el Etihad toda su autoridad aérea. Cada saque de esquina, especialmente de Raphinha, fue un tormento para el ucraniano y la zaga blanca, con el Bayern a las puertas. Urge corregir el asunto en los entrenamientos.

Solo le valía ganar

El FC Barcelona se despidió de la Liga tras caer en el Santiago Bernabéu (2-3) en un partido en el que sólo le valía ganar, lamenta Mundo Deportivo de Barcelona.

Los azulgrana ofrecieron una versión muy seria, intensa y desplegaron su juego en equipo, pero los errores individuales, focalizados en la figura de Joao Cancelo, y dos decisiones arbitrales muy polémicas fueron demasiado lastre para poder volver a casa con los tres puntos. Vinicius y Lucas Vázquez igualaron los tantos de Christensen y Fermín y Bellingham remató a los culés en el descuento con el 3-2 definitivo.

Tempranera campanada

A diferencia de otros tantos encuentros esta temporada, donde el rival del Barça de Xavi salió conectado, enchufado y encontró el premio del gol en los primeros minutos de partido ante la poca intensidad de los culés, en esta ocasión se intercambiaron los papeles y fueron los azulgrana los que protagonizaron un inicio fulgurante. Tanto, que en el minuto seis de partido ya iban por delante del Real Madrid. Sonaba la campanada en el Bernabéu y el Barça se adelantaba gracias a un gol de Christensen, previa cantada de Lunin en la salida en un córner servido por Raphinha. En aquel momento hasta el culé más incrédulo pensó en poder reengancharse a la Liga y, por qué no, repetir remontadas históricas respecto al Real en el tramo final de temporada, como en 2004, cuando Xavi marcó el gol de la victoria en la jornada 34 (1-2) para pasar de siete a cuatro puntos respecto a los madridistas en una Liga que acabaría ganando el Valencia pero en la que el Barça acabó superando a los blancos.

Remontada en el Clásico y 11 puntos de ventaja en el liderato

El Real Madrid volvió a regalar a la afición una gran noche en el Santiago Bernabéu con un remontada en el Clásico. Después del pase a semifinales en Mánchester, los de Ancelotti tiraron de nuevo de ADN y dieron la vuelta a un partido en el que fueron por detrás hasta en dos ocasiones. Los goles de Vini Jr., Lucas Vázquez y el de Bellingham en el minuto 91 rubricaron el triunfo de nuestro equipo, que aumenta a 11 puntos su ventaja sobre los azulgranas a falta de seis jornadas para terminar la Liga, reseña el sitio realmadrid.com.

El Barcelona se puso por delante muy pronto con un cabezazo de Christensen en un córner colgado por Rapinha (6’). No tardó en llegar la respuesta del Madrid, que estuvo cerca del 1-1 dos minutos después. Tchouameni metió un pase elevado al área, Modrić cedió con la cabeza y el remate con la diestra de Vini Jr. no encontró portería. Lo volvió a intentar el brasileño poco después. Esta vez fue con un remate con la cabeza desviado tras una falta sacada por Kroos.

PuroPeriodismo/Marca, Madrid, Mundo Deportivo, Barcelona, Real Madrid.com