Edgar Fonseca, editor/Imagen Concacaf Champions

Los Tuzos del Pachuca se dieron un festín la noche de miércolesen el Nacional y demolieron, 0-5, a un Herediano fantasmal en el juego de ida por los cuartos de final de la Liga de Campeones Concacaf.

El Team quedó knock out y en capilla ardiente para el juego de vuelta.

En La Sabana fue un choque de una sola cara.

De un dominio absoluto, contundente, implacable, del cuadro mexicano que ya, a los 10 minutos, saboreaba un 0-2.

La noche fue pródiga para el artillero venezolano Salomón Rondón que logro su hat trick.

Los florenses nunca se hallaron.

No tuvieron norte.

Ni guía.

Fueron un fantasma que rondó detrás del dominio del visitante.

No tuvieron respuesta desde el banquillo y con el paso de los minutos se vieron arrollados por su contrincante venido a menos en la liga mexicana en las últimas fechas.

En San José, los Tuzos no tuvieron contemplaciones y en la agonía del choque, con entradas explosivas, sobre todo por el costado izquierdo del Team degustaron, al 90, el quinto lapidario.

Serie casi sentenciada para Herediano, salvo un cataclismo en tierras aztecas.