Edgar Fonseca, editor/Foto You Tube Asamblea Legislativa

Pese a remar en contra de un bloque opositor que, con apoyo del gobierno, busca hacerse del directorio legislativo, el presidente del Congreso, Rodrigo Arias, dijo ayer que mantiene su aspiración para un tercer mandato a partir del 1.° de mayo.

“Ha surgido una candidatura”, declaró Arias sobre la pretensión del socialcristiano Horacio Alvarado.

Dicho legislador encabezaría el bloque opositor conformado por el PUSC, Nueva República y Liberal Progresista en alianza con la fracción gobiernista.

Alvarado fue electo por la fracción PUSC como su candidato a la presidencia legislativa.

Entre otras iniciativas prioritarias de gobierno para la próxima legislatura, respalda la venta del BCR y retomar el plan de jornadas 4-3, a lo cual se opone el PLN.

Citas con Chaves

“Le pidieron un cita el presidente y él los recibirá”, reveló Arias.

Dicha cita será este viernes.

“Igualmente, se reunirá conmigo el viernes 19 para almorzar y conversar sobre temas vinculados con el 1.° de mayo”, aseveró.

Cada voto cuenta

Aunque, de momento, Arias carece del respaldo de dos de sus compañeros de fracción, Gilberth Jiménez y Monserrat Ruiz, insistió que cada voto cuenta.

“Llegar a los 29 votos es un balance”, aseguró.

No descartó los votos de la fracción oficialista.

“Los votos de la fracción oficialista son importantes”, sostuvo.

“Vamos a ver qué pasa”, planteó.

“Soy optimista y lo tomo con naturalidad”, insistió de sus expectativas de cara a la jornada de elección del nuevo directorio.

“Yo lo acepté consciente de que uno en política tiene posibilidad de ganar o perder. Eso es obvio. Es parte de la democracia”, dijo del respaldo de su fracción.

“Me mantengo con toda tranquilidad”, puntualizó.

“En mi vida política he ganado y he perdido. No es nada nuevo”, aseveró el ex dos veces exministro de la Presidencia durante los mandatos de su hermano Oscar Arias, (1986-1990), (2006-2010).