PuroPeriodismo/BBC/La Nación, Buenos Aires, Argentina/Foto AP, BBC

Los equipos de búsqueda encontraron este lunes el lugar del accidente del helicóptero que transportaba al presidente de Irán, Ebrahim Raisi, y la televisión estatal dijo que “no hay señales de vida”, informa BBC.

La nave sufrió un “aterrizaje forzoso” el domingo, según informaron los medios estatales.

Por el momento no están claras las razones del suceso.

El presidente Raisi viajaba con el ministro de Asuntos Exteriores iraní en un convoy de tres helicópteros que sobrevolaban la zona.

Raisi, estaba en paradero desconocido después de que el helicóptero en el que viajaba sufriera un accidente este domingo, según BBC.

Los equipos de rescate rastrean la zona donde la nave sufrió un “aterrizaje forzoso”, según informaron los medios estatales.

Por el momento no están claras las razones del suceso ni el estado de Raisi ni de las otras personas que iban a bordo. 

El presidente Raisi viajaba con el ministro de Asuntos Exteriores iraní en un convoy de tres helicópteros que sobrevolaban la zona, detalla BBC.


Ebrahim Raisi y el poder en Irán: una estructura compleja en la que convergen la religión, la política y las armas

PuroPeriodismo/La Nación, Buenos Aires, Argentina

A pesar de que los iraníes eligen libremente cada cuatro años su presidente, la República Islámica está lejos de ser una democracia en un sentido occidental, y no solo por las abundantes denuncias sobre violaciones a los derechos humanos. Desde el triunfo de la revolución en 1979, toda la compleja estructura del poder en Irán está construida para frenar cualquier alternativa de cambio real, y aunque hay un equilibrio entre las distintas fuerzas del poder, la figura del líder supremo se destaca por encima de todos en esta república teocrática.

Ebrahim, sin embargo, es un veterano dirigente del régimen que en más de 40 años de revolución mantiene aceitados contactos con los tres pilares del poder: los líderes religiosos, la política y los altos mandos militares.

El líder supremo

Desde 1989, la figura más poderosa del país es el ayatollah Alí Khamenei, quien sucedió al fundador de la república, el ayatollah Ruhollah Khomeini.

Khamenei es el jefe del Estado y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas. Su cargo es vitalicio. Tiene autoridad sobre la Policía Nacional y la Policía Moral, que controla en las calles la observancia de las normas de vestimenta y costumbres islámicas.

El ayatollah también controla las relaciones exteriores y el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, encargado de la seguridad interna del país, y de su ala de voluntarios, la Fuerza de Resistencia Basij. Los Basij han reprimido repetidamente la disidencia en Irán.

El rol del presidente

La segunda persona con más poder en Irán es el presidente, responsable de la gestión diaria del gobierno y con gran influencia en la política interior y los asuntos exteriores.

Sin embargo, sus poderes están relativamente limitados, especialmente en materia de seguridad.

El Ministerio del Interior, bajo control del presidente, formalmente dirige el cuerpo de policía nacional. Sin embargo, el comandante de la policía fue nombrado por el líder supremo y responde directamente a él, no al presidente.

Lo mismo ocurre con el comandante del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria y del Basij.

PuroPeriodismo/La Nación, Buenos Aires, Argentina

Deja un comentario