En 15 minutos centelleantes, la Sele hincó a Paraguay y se despidió con la frente en alto de Copa América

55

Edgar Fonseca, editor/Foto Copa América/Conmebol

Tras un electrizante primer cuarto de juego, la Sele sorprendió e hincó, 2-1, a Paraguay y se despidió ayer martes con la frente en alto de la Copa América.

Fueron 15 minutos centelleantes.

Envolventes.

Abrasivos.

La Sele no dejó a Paraguay acomodarse, ubicarse, ni mucho menos pensar.

Marcaron, en mucho, el destino de un intenso cotejo hasta el pitazo final.

Con fútbol vertiginoso, potente, desequilibrante, la Tricolor sorprendió a los Guaraníes y ya, al 3´, un cabezazo furibundo de Calvo dinamitaba la meta contraria

Al 7´, Alcócer disparó un trallazo cerca del área y dejó sin chance al portero paraguayo para el segundo.

Los paraguayos no salían de su confusión y asombro.

Tras ese arranque de vértigo, el choque en la primera etapa tendió a nivelarse en medio de constantes bruscas jugadas de los suramericanos ante las arremetidas nacionales.

La Sele se fue al descanso con el ánimo al tope, aunque consciente que no solo dependía de lo suyo sino de lo que pasara en el choque simultáneo entre Colombia y Brasil donde un empate, 1-1, al cierre del primer tiempo, dejaba a los nuestros sin ninguna opción de avanzar de ronda.

Tormenta paraguaya

En el segundo tiempo los paraguayos salieron encendidos, dispuestos a no ceder un milímetro más a los ticos, dominaron y constantemente atacaron por el centro y ambas bandas.

La Tricolor resintió la arremetida y el mayúsculo esfuerzo del primer tramo.

Al 55´, Ramón Sosa, artillero de Talleres de Cordoba, Argentina, lanzó un obús imposible para Patrick Sequeira, que, sin embargo, gestó una gran faena en el marco y amainó la rayería paraguaya por empatar o remontar.

La Sele deja un buen sabor de boca de cara a las eliminatorias para el Mundial 2026.

En la Copa de América tuvo sparring de “grandes ligas”, Brasil, Colombia, ambos favoritos a dejarse el cetro continental.

Es en ese exigente nivel competitivo donde se forja el temple de una joven Tricolor que cierra su participación con dignidad, ilusión y esperanza.


Paraguay hizo el ridículo ante Costa Rica y se despidió de la Copa América con una vergonzosa derrota, lamenta el sitio ABC de Asunción

Paraguay perdió 2-1 con Costa Rica por la última fecha del Grupo D de la Copa América 2024. La Albirroja cerró el torneo de selecciones más antiguo del mundo con 0 punto y -5 en el saldo de goles.

Papelón. Vergüenza. Humillación. Decepcionante imagen de Paraguay en la Copa América 2024. La despedida, aún peor. La Albirroja perdió 2-1 frente a Costa Rica en la última fecha del Grupo D del torneo de selecciones más antiguo del mundo. Eliminado en la segunda ronda, sin punto y con -5 en el saldo de goles después de tres partidos, es una de las peores campañas históricas del combinado nacional.

Triste, lamentable, trágico. Mucho por decir del ridículo de la selección paraguaya en el certamen continental. Sin ni siquiera tener la capacidad de conquistar un triunfo en el cierre. Un resultado, sumando las caídas 2-1 ante Colombia y 4-1 contra Brasil, que hasta pueden terminar con el ciclo de Daniel Garnero, también responsable del penoso rendimiento del equipo. Cambiando de arquero sobre la hora, insistiendo en jugadores como Miguel Almirón, Hernesto Caballero. 

El primer tiempo de Paraguay, un espanto

El primer tiempo de Paraguay fue un hazme reír. En seis minutos de haber arrancado el encuentro, la Albirroja estaba 2-0 abajo. Dos goles en un abrir un y cerrar de ojos. Y otra vez de cabeza para el primero y un tiro suave de larga distancia para el segundo. Francisco Calvo, a los 3 minutos, culminando sobre el punto penal, entre Omar Alderete y Fabián Balbuena, convertía el 1-0 parcial. Tres después, Josimar Alcócer ejecuta desde fuera del área y amplia el resultado.

Especial PuroPeriodismo/ABC, Asunción


A Costa Rica no le alcanzó pero cerró con una victoria ante Paraguay

No hubo épica para la Costa Rica de Gustavo Alfaro para pasar a cuartos de final de la Copa América pero sí una despedida dulce. Porque el combinado centroamericano le ganó 2-1 a Paraguay y finalizó el Grupo D con cuatro puntos. Francisco Calvo y Josimar Alcocer convirtieron en los primeros seis minutos del encuentro en el que los Ticos se ilusionaron. Pero no fue suficiente al no haber habido derrota de Brasil ni goleadas en ambos encuentros, destaca Olé de Buenos Aires.

Para los Guaraníes es el final de una Copa para el olvido. Ya eliminados de antemano, recién se metieron en el partido cuando ya estaban 0-2 abajo. Y después de un primer tiempo en el que no generaron situaciones, recién en la segunda mitad pudieron descontar con un golazo de Ramón Sosa, el punta de Talleres. Luego sí llevaron a los costarricenses a tomar esa misma postura defensiva que se les había visto en el histórico 0-0 vs. Brasil en el debut y luego en el 0-3 ante Colombia. Y el arquero Sequeira evitó el 2-2 en el minuto 93′ con una gran atajada.

En esta oportunidad en la ciudad de Austin, Alfaro paró más adelante de entrada a los suyos y le dio frutos. Porque no sólo consiguió esos primeros tantos de forma rápida, también dominaba todos los aspectos del juego. Incluso el juego aéreo (en el 1-0 Calvo cabeceó solito entre los dos centrales), ya ni eso supo aprovechar una descolorida Albirroja vestida de azul.


¿Golear? ¿Calculadora? ¿Milagro?

Eso y mucho más se jugará la Sele esta noche en su crucial juego ante Paraguay, en el cierre de fase grupos de la Copa América, tras la atropellada eliminación de EE.UU., anfitrión, y de México, que se sentía como en casa.

La Tricolor sabe, además, que su destino se juega también en el choque simultáneo Colombia-Brasil.

“Este martes verán jugadores en la cancha que van a privilegiar ese tipo de cosas. Vamos a perder capacidades de marcas, de recuperaciones en determinados sectores de la cancha, pero para privilegiar jugadores a ver si le encontramos ese equilibrio entre defensa y ataque, resignando cosas desde el punto de vista defensivo para privilegiar cosas desde el punto de vista ofensivo”, anunció el técnico nacional, Gustavo Alfaro, en las horas previas.

“Entendemos que hay que ganar, es parte de esto, pero la velocidad nuestra va en otro nivel de intensidad y con eso no quiere decir que la de ustedes está mal, está bien. Nada más que nosotros no podemos contagiarnos de esa exigencia que nos lleve a lo que les pasa a muchos lugares, que uno corre detrás del éxito, sin saber qué es el éxito. El éxito nos está diciendo que se mide al final. Esperemos el final para ver dónde estamos”, advirtió.

El choque será en el Q2 Stadium, Austin, Texas, a las 7 p.m.

  • En Paraguay advierten que, aunque ya eliminados, irán por el triunfo.

La Albirroja enfrenta a Costa Rica (21:00), que a diferencia, sí pelea por un boleto a los cuartos de final. Ya eliminada, producto de dos derrotas consecutivas, la selección nacional quiere finalizar el certamen con un triunfo, destaca el sitio ABC Color de Asunción, Paraguay.

Hay que refundar el fútbol de Costa Rica

Más allá del resultado de esta noche y del análisis que extraiga del paso de Costa Rica en esta nueva edición de la Copa América, el técnico Alfaro remarcó que el fútbol tico necesita refundación.

“Yo hice un diagnóstico de lo que veo y a lo mejor hay gente a la que no le gusta escuchar lo que yo digo, porque no es lo que espera escuchar. De pronto, eso para unos puede estar bien y para otros puede estar mal. Cuando me reuní con los presidentes de todos los clubes les dije: ‘Si esperan escuchar lo que quieren escuchar, lamento decirles que no van a escuchar lo que están esperando; van a escuchar lo que yo siento que veo’.

“Bueno, del 2014 al 2024 pasó algo. Cuando nos tocó tomar la Selección, de los últimos 15 partidos, Costa Rica perdió diez. Hay que refundar el fútbol de Costa Rica y no lo digo porque yo sea el dueño de la verdad revelada y porque me meto con el fútbol local. Hay que refundar a nivel de selecciones y con Claudio Vivas estamos renegando un montón por el tema de las formativas, por el tema Sub-20, para tratar de volver a una Copa del Mundo.

“Tenemos que volver a tener formativas de primer nivel. La obligación de Paraguay, la obligación de esto y esto la entiendo y estamos acá para dar respuestas. Las obligaciones las planteamos nosotros, pero vamos a otro ritmo, al ritmo que sentimos que necesita Costa Rica para terminar de afianzar un proyecto y que esta eliminatoria que no tiene a tres equipos grandes, que también será muy difícil para clasificar y ojalá tengamos la chance de jugar un Mundial.

“Y cuando estos tres equipos estén otra vez en un Mundial, para clasificar al Mundial del 2030, acá haya un equipo con una base armada para pelear de igual a igual contra Canadá, México, Estados Unidos y contra cualquier rival de Concacaf”.

Patrick cuenta con su confianza

Tras la gris jornada de Patrick Sequeira en el arco nacional en la goleada, 3-0, frente a Colombia, el estratega dio su respaldo al arquero.

“Con Patrick hemos hablado,. Es un chico que a pesar de su juventud es muy maduro. Le tocó una jugada fatal el otro día, porque la verdad hasta antes de esa jugada le había tapado una pelota a James Rodríguez increíble, una pelota muy difícil en una salida que tuvo Colombia muy profunda y él estaba muy sólido. Después, en los otros dos goles no tuvo nada que ver”, dijo.

“Estamos muy conformes con Patrick. Siempre los arqueros tienen una maduración distinta de tiempo al jugador de campo. Por eso, por lo general, el jugador de campo empieza a madurar a los 22 o 23, y el arquero a los 25 o 26 años. En el medio del camino va a tener que cometer errores. Que me digan algún arquero del mundo que nunca cometió un error, alguno que nunca tuvo responsabilidad en un gol, todos, todos, todos”, agregó

“En ese sentido, es el puesto más ingrato del fútbol, porque el portero transmite seguridad de la misma manera que transmite inseguridad. El error del portero es diferente. El error del 9 tiene diez jugadores más que pueden salvarlo. Cuando más cerca del arco, más responsabilidad hay, más tensión hay, más situaciones hay, pero son parte de esto, del juego”, destacó.

“A veces tiene aciertos, a veces no, compartimos cosas en ese sentido y más que nada, la manera más que hablarle es respaldarlo, porque si ante el primer error, como le pasa a un jugador, comete un error y lo saco del equipo, le quito la confianza”, justificó.

“Porque con eso saben que si se equivocan salen del equipo. Si puede salir, es por cuestiones tácticas, no por un error que cometió. Me parece que la mejor manera de hablarle es respaldarlo en el campo y entender lo que le hacen entender todos los compañeros, que están muy confiados porque saben y ven que tienen las espaldas cubiertas”, añadió.

Hay una diferencia que nos pesa entre Conmebol y Concacaf

Alfaro remarcó la diferencia competitiva entre Conmebol y Concacaf.

“Tenemos que avanzar a nuestro ritmo y a nuestra manera. Que lo ideal sería otro, sí.¿A quién no le gustaría ganarle a Brasil, ganarle a Colombia y ser campeón de la Copa América? México se quedó al margen también y Estados Unidos se la tiene que jugar con Uruguay y está complicado”, declaró.

“Se les complica a todos, porque hay una diferencia que nos pesa entre Conmebol y Concacaf”, sentenció.

“¿La culpa la tengo yo, porque yo lo digo? Es una realidad. Es muy difícil luchar contra la realidad. La realidad es evidente. Yo les decía a ellos que la negación es un mecanismo de defensa, es uno de los más habituales. El ser humano por naturaleza niega. Yo niego a determinadas cosas; mucha hambre, mucho dolor, mucha enfermedad pueden matar y mucha negación también”, añadió.

“El que se niega a ver la realidad es como que se niega a entender y se niega a solucionar las cosas que en definitiva tiene que solucionar. Cuando se niega a ver una realidad, en un equipo de fútbol, infecta al fútbol con el virus más letal que se puede infectar a un equipo de fútbol, que es la muerte lenta. Eso es lo que va carcomiendo las bases de nuestras estructuras y llega un punto en el que fútbol pide la rendición, que es cuando se termina la eliminatoria y te das cuenta que tenés que ver el Mundial por televisión”, ahondó.

“Si nosotros corremos detrás de la inmediatez, del exitismo y del resultado, que no quiere decir que no tengamos obligaciones y autocrítica de cosas que hasta en el minuto 30 lo estábamos manejando bien, faltaban cosas y lo que sea, pero el partido estaba controlado. Viene una jugada desafortunada que pone el partido en otro lugar. En el segundo tiempo yo vi que el equipo había ganado diez metros más en la cancha, más allá de que nos faltara profundidad estábamos jugando en el campo de Colombia”, recordó.

“Viene una pelota parada y nos meten una distancia que termina siendo decisiva. Analizamos el resultado, no. Analizamos rendimientos” enfatizó. 

Paraguay va con cambios

Paraguay disputa el martes 2 de julio la última fecha de la fase de grupos de laCopa América 2024. La Albirroja enfrenta a Costa Rica (21:00), que a diferencia, sí pelea por un boleto a los cuartos de final. Ya eliminada, producto de dos derrotas consecutivas, la selección nacional quiere finalizar el certamen con un triunfo. En la despedida, Daniel Garnero podría cambiar la formación, informa ABC Color de Asunción.

Entre las posibilidades que maneja el DT para definir el once, Ramón Sosapodría arrancar de titular. Este lunes, el entrenador argentino fue consultado por la suplencia del atacante de Talleres de Córdoba, que está en la mira de varios clubes de la Premier League de Inglaterra. El estratega de 55 años explicó el motivo señalando que el ex-Olimpia “necesita más tiempo”, añade dicho sitio.

Deja un comentario