El periodista Iñaki Gabilondo, tras recibir de manos del escritor italiano, Roberto Saviano, el Tomás y Valiente. / M. H. DE LEON (EFE)

Iñaki Gabilondo, laureado periodista español, recibió el  VIII premio Tomás y Valiente por su trayectoria. 
Gabilondo aprovechó el reconocimiento para defender el valor de la democracia. Una tarea en la que los periodistas no debemos ceder un ápice.
Fundamental de su reflexión cuando advierte que, como periodista, no puede permanecer impasible al ver “como se manosea y se desdeña la democracia”.

Para entender al mejor y más puro ejercicio del periodismo, hay que hacer énfasis en el escenario de las libertades democráticas.
Libertad de expresión, de información, de prensa son valores claves para el más sano ejercicio democrático. 
Son principios amenazados, denegados, conculcados a diario en muchas latitudes y quizás se aprecian más cuando se pierden o se carecen de ellos.
De ahí la relevancia de la reflexión de Gabilondo. 


Leer más: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/02/10/actualidad/1328836632_176736.html