Al pie del féretro del expresidente Hugo Chávez, en la capilla ardiente en la Academia Militar de Caracas,  un reportero de la agencia AFP plasma una excelente crónica. La construye a partir de los instantes que le permiten desfilar y acercarse al ataúd, mirar el cadáver y detallar con ojo escrutador lo que observa.
“Vestido impecablemente de traje verde olivo y corbata negra, coronado con su emblemática boina roja, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, luce un rostro sereno aún con el rigor de la muerte, tras el cristal del féretro en el salón de honor de la Academia Militar, cuenta el periodista en la nota divulgada por El Tiempo de Bogotá. Añade: “Una bandera venezolana cubre la caja de madera flanqueada por una guardia de honor del Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional. A la cabeza una gran cruz dorada. A sus pies una espada de oro, símbolo del Libertador Simón Bolívar. Una vela, a un costado, no para de titilar. Abierta la urna hasta la mitad de su cuerpo, se aprecia sobre su abdomen una banda roja que en letras bordadas con hilos dorados forman la palabra “Milicia”, un cuerpo de 120.000 civiles en armas, que él formó”.
Desde Puro Periodismo recomendamos esta crónica, como ejemplo de ese indispensable sentido del detalle, de la curiosidad, de la descripción y de la captura con mente gráfica de los pormenores de una escena  como esta, como atributos que deben caracterizar a los mejores reporteros  para llevar los acontecimientos  en primer plano a sus audiencias multimedia.
 
 
 
Enhanced by Zemanta