Bob Larson ha realizado más de 20.000 exorcismos en los últimos 30 años. Ahora, él está usando Skype para apuntarle a Satanás y a seguidores fáciles de rastrillarle unos cuantos dólares.