En medio de la polémica sobre el funcionamiento de servicios de inteligencia en Argentina, a raíz del asesinato del fiscal Alberto Nisman, el excanciller Dante Caputo cuestiona la vigencia de esos organismos. ¿Para qué sirven?, se pregunta, en un artículo en el diario Clarín.

Y añade: “Para el caso argentino, los organismos de inteligencia no parecen cumplir eficazmente su misión y realizan un sinnúmero de actividades que violan toscamente el estado democrático de derecho.

En esas condiciones no sirven para nada que tenga que ver con el interés nacional, sino más bien lo contrario. Violan la privacidad de los ciudadanos, son utilizados para presionar a los funcionarios públicos, extorsionarlos, crean miedo, sirven como instrumento ilegal para el poder ejecutivo y son absolutamente incompetentes en temas que hacen a la seguridad nacional. Sospecho que también son responsables de asesinatos y otras acciones espantosas.

Fui ministro de Relaciones Exteriores, durante cinco años y medio. Durante todo ese tiempo, no recibí una sola información de estos organismos que me ayudará a mejorar nuestra política”.

Leer más