NASA: Polvo del Sahara alimenta a las plantas de la Amazonia, después de que fuertes vientos barren a través de él,  una nube se eleva en el aire, se extiende entre continentes, uniendo el desierto y la selva.  Es polvo. Mucho de él.

Leer más en NASA.GOV