Reportaje de MotherBoard:
Los autos eléctricos parecen ser la solución perfecta para reducir la contaminación y nuestra dependencia del petróleo, excepto por una cosa: las baterías que no son la mejor solución para esto.

Las carreteras del futuro cargarán su automóvil y van a prevenir accidentes.

Mientras que los sistemas como la red de Tesla Supercharger pueden ayudar con una carga rápida, Daan Roosegaarde del Estudio Roosegaarde en  Holanda, está mirando el problema desde un ángulo diferente.

¿Por qué estamos concentrandos en los vehículos y no los propios caminos?

Después de todo, las carreteras son ubicuas, y tienen el potencial de ser transformadas en interfaces de respuesta más inteligentes.

Leer más…