El escándalo de pagos multimillonarios de sobornos al que autoridades de Brasil ligan a personeros de la megaconstructora Norberto Odebrecht tiene los efectos expansivos de una “bomba nuclear” no  solo en el gigante suramericano. También alcanzó a Panamá, dice un informe del diario La Prensa de Ciudad Panamá. Por el escándalo quedó preso Marcelo Odebrecht el presidente de la  corporación.

Añade La Prensa: “Por el escándalo, según el diario O Globo, la fiscalía tiene bajo investigación a 2 gobernadores, 13 senadores y 22 diputados en funciones.
Los fiscales han encontrado que se pagaron, al menos, $800 millones en sobornos y otros “fondos ilegales”.
Supuestamente, parte del dinero era redireccionado a los ejecutivos de Petrobras a cambio de los contratos inflados que se le aprobaban a las constructoras. Parte del dinero también se utilizaba para fondear la campaña del Partido de los Trabajadores, de la presidenta Dilma Rousseff.
La mandataria, que era la presidenta del directorio de Petrobras durante la presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva, negó tener conocimiento de lo que pasaba en la empresa o las entrañas de su partido”.
En Panamá, La Procuradora General Kenia Porcell anunció el inicio de una investigación ya que sospechan que parte de los millonarios sobornos investigados fueron depositados en bancos offshore de la nación ístmica.

 

 

Leer más