Al dentista cazador, se lo tragó la tierra

204

Walter J. Palmer, dentista de 55 años de Bloomington, Minnesota, se encuentra en el ojo de una tormenta mundial por haber dado muerte en una cacería al león Cecil en el parque nacional Hwange de Zimbabue. Él alega que la cacería fue legal y es la pasión de su vida, informa el sitio StarTribune.com de Minneapolis. Las autoridades de Zimbabue anunciaron este viernes que buscarán su extradición para procesarlo por este hecho. The New York Times calificó de “cruel”  la muerte de león Cecil y destacó, en un editorial, que algo importante debe surgir tras la indignación mundial por este hecho.

El sitio StarTribune.com asegura que Palmer, cuyo paradero se desconoce y cuyo consultorio fue cerrado abruptamente desde que estalló el escándalo, en medio de protestas de ciudadanos indignados, tiene antecedentes por infracciones a las normas de cacería. Y en 2009 llegó a un arreglo con la Junta de Odontología de Minnesota ante el reclamo de una recepcionista, paciente suya, que le atribuyó supuesto acoso sexual. El arreglo implicó el pago de $127.500.

El Servicio de Pesca y Vida Salvaje de los EE.UU. anunció que investiga el incidente y sus funcionarios dijeron que han tratado, infructuosamente, de localizar a Palmer, informó el sitio StarTribune.com. El león Cecil se encontraba bajo status de protección en el parque, por eso portaba un collar y era parte de un estudio de largo plazo.

Una crónica de los reporteros Paul Walsh y Brandon Stahl añade: “No tenía ni idea de que el león que tomé era conocido, el favorito local, que tenía collar y que era parte de un estudio hasta el final de la cacería. Me basé en la experiencia de mis guías profesionales locales para asegurar una caza legal “, aseveró Palmer.

Oficiales de Zimbabue dijeron el martes que dos de los guías de Palmer están enfrentando cargos en el incidente y que “están buscando a Palmer”.

Palmer, de 55 años, quien se declaró culpable de una violación de licencia después de disparar a un oso negro en Wisconsin en 2008, dijo que no ha sido contactado por cualquier autoridad en Zimbabwe o de los EE.UU., pero añadió que cooperará con los investigadores. La firma de relaciones públicas que trabajó con Palmer en la declaración dijo que estaba en Twin Cities el martes.

“Una vez más, lamento profundamente que el ejercicio de una actividad que me encanta y la practico, responsable y legalmente, resultó en la toma de este león”, concluyó el comunicado.

El sitio StarTribune.com reseña que en el record dee cazador de Palmer registra 43 muertes de distintos animales. Añade el sitio: “Palmer fue catalogado como un miembro de la organización la caza de trofeos Safari Club International . Su perfil en la página web de SCI enumera 43 muertes , incluyendo: caribú , alces , ciervos, búfalos, un oso polar y el león de montaña . SCI anunció el miércoles que suspendía las membresías de Palmer y su guía basada en Zimbabwe.

Registros estatales muestran que Palmer ha celebrado las licencias de caza y pesca en Minnesota , Florida y Alaska”.

Leer más