El 2015 cierra como un año en que se renueva un ambiente hostil para el ejercicio del periodismo con 59 muertos en diversas latitudes, dice un informe de The Guardian, Londres. Cuarenta de ellos fueron asesinados y eso preocupa, destaca el medio.

Según el periodista Roy Greensdale del Guardian son 55 los  periodistas que han sido asesinados en todo el mundo en lo que va de este año. Pero el sitio del Committee to Protect Journalisst CPJ de Nueva York cita que son 59 las víctimas.

Greesndale sostiene que en términos puramente estadísticos, hay una mejora. Son menos de los que fueron asesinados el año pasado y 17 menos que en 2013.

Sin embargo, es una prueba más de los condiciones increíblemente hostiles en las que muchos periodistas trabajan, condiciones que han visto un total de 597 muertos en la última década debido a sus actividades periodísticas”.

Las cifras, dice Greensdale, recopiladas por el  CPJ, incluyen sólo los casos en los que el motivo de los asesinatos se ha establecido claramente en relación con el trabajo de las víctimas *. También excluye otras 18 muertes en las que aún no se han confirmado los motivos.

Una mirada más cercana a las cifras, cita The Guardian, revela un hecho especialmente preocupante: la alta proporción que fueron asesinados en 2015. Del total de 55, 40 fueron asesinados. Esto se compara con 27 en 2014, 32 en 2013 y 35 en 2012 y el aumento sugiere que la deliberada focalización, premeditado en periodistas está en aumento.

De los otros 15 asesinados este año, 14 murieron en fuego cruzado o durante el combate – nueve de ellos en el conflicto sirio – y uno en el ejercicio en una asignación de informes peligroso en Yemen”.

Leer más

 

 

 

 

 

 

 

 

Leer más