El País, principal periódico de España y uno de los más influyentes a nivel internacional, editorializó el sábado pasado sobre Nicaragua. “Trasnochado Ortega”, fue el título de un editorial de 312 palabras en el cual El País interpreta con admirable lucidez la situación política de Nicaragua y califica a Daniel Ortega como “trasnochado”, dice el diario La Prensa de Managua en su editorial principal.
Trasnochado –añade– significa en buen español, antediluviano, antiguo, remoto, viejo, anticuado, obsoleto, vetusto, arcaico. O sea que se trata de una definición exacta de un Daniel Ortega anclado en el pasado que asombra al mundo civilizado con sus acciones políticas anacrónicas.

El texto del editorial de El País es el siguiente:“Daniel Ortega se dispone a celebrar el próximo mes de noviembre unas elecciones presidenciales sin observadores internacionales y, por el momento, sin candidatos de oposición. Bien entrado ya el siglo XXI, el presidente de Nicaragua se encamina pues a convocar a las urnas a sus conciudadanos siguiendo unos parámetros totalitarios felizmente superados en la mayor parte de Latinoamérica”.

 

Leer más

Leer también: Aquí la observación se acabó