La organización de varias marchas de repudio a la farsa electoral montada  en Nicaragua por el partido de gobierno, Frente Sandinista, ha generado tensión en varios municipios del país y provocado denuncias de amenazas y represión de elementos del oficialismo contra los participantes, informa el diario La Prensa de Managua.

Las elecciones en que el presidente Daniel Ortega busca reelegirse por tercera ocasión son el próximo domingo.
Dos organizadores de las marchas que se realizarán este fin de semana en Santa María de Pantasma y San José de Bocay, Jinotega, por parte del Frente Amplio por la Democracia, denunciaron en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) que son acosados por la Policía Nacional, según el diario.
Policía acosa a organizadores

Jorge Adolfo Blandón, de Santa María de Pantasma, denunció que después de haberle solicitado a la Policía seguridad a la marcha, que realizarán hoy “en repudio a lo que nosotros llamamos farsa electoral”, empezaron a acosarlo.
Refirió Blandón que inicialmente llegaron a su restaurante agentes de la Policía vestidos de civil “con la intención, según ellos, de realizar una inspección de rutina”, pese a que ni siquiera le pidieron algún documento, pero sí recuerda que le hicieron preguntas que le llamaron la atención como “si tenía alguna afinidad política” o si vivía solo en su casa, entre otras preguntas.
Luego otro día volvieron a visitar el negocio “agentes extraños que presumimos eran de la Policía, pero esta vez iban vestidos con camisetas del Frente Sandinista”, quienes hicieron preguntas a sus parientes, y querían que les dejaran ver la casa.
También hubo protestas en Waslala, Caribe Norte, en contra del proceso electoral calificado en ese territorio como “perrera electoral”.
Decenas de pobladores de Waslala marcharon el viernes para expresar su rechazo al proceso electoral.

Leer más