Violencia inquieta a embajador de EE.UU.

375

S. Fitzgerald Haney, embajador de EE.UU. en Costa Rica demandó mayor seguridad y desarrollo para la zona de Limón en medio de una escalada de graves hechos de violencia de fin y principio de semana en el puerto caribeño con saldo de seis muertes, entre ellas mujeres y menores inocentes.

“Hay que reconocer que lo que afecta Limón afecta todo el país. Hay que encontrar manera de reforzar la seguridad ciudadana y el desarrollo ya”, destacó el embajador Haney en un tuit posteado este miércoles por la mañana.

En semanas recientes el diplomático participó de actividades oficiales tendientes a reforzar la seguridad en una de las regiones más afectadas por bandas criminales y del narcotráfico en el país.

Es la más fuerte reacción del diplomático norteamericano en el ámbito de la seguridad local, en momentos en que el Ministro de Seguridad Gustavo Mata amenaza con renunciar si los diputados no aprueban más presupuesto a su dependencia.

Seguridad reforzó con 200 policías la vigilancia del puerto, lo cual ha sido recibido con escepticismo por los ciudadanos, que creen que, ante estas medidas extraordinarias, la delincuencia se retira y luego vuelve a golpear.

Kevin Casas, exvicepresidente de la administración Arias, también  demandó no solo más policías sino más desarrollo en la provincia atlántica.

“Limón necesita más policía, pero sobre todo necesita más desarrollo social. Estado debe “tomar” Limón, pero no sólo con la policía. Urge.”, dijo Casas en un tuit.

“Lecciones Bogotá, Medellín, Sao Paulo para Limón: combinar 0 tolerancia con crimen con 0 tolerancia a la exclusión social. Esa ruta funciona”, puntualizó Casas, consultor político internacional radicado en Washington D.C.