Como “un acto desesperado” del expresidente José María Figueres en su lucha por la candidatura presidencial del PLN para los comicios del 2018, califica el analista internacional Juan Carlos Hidalgo, basado en Washington D.C., la reciente campaña mediática del exmandatario en que pide perdón a la opinión pública por cuestionamientos a decisiones en su trayectoria en décadas recientes.

“Es un acto de desesperación, por lo menos así es como lo veo. Dudo mucho que un precandidato quiera aparecer en los medios de comunicación refiriéndose hacia sí mismo como “hijo de tal”, pero eso es lo que ha venido haciendo el expresidente Figueres, porque efectivamente la opinión pública hacia él ha sido bastante inmisericorde”, destacó Hidalgo, experto en Latinoamérica del Cato Institute, centro de estudios políticos en la capital estadounidense, y comentarista frecuente en medios internacionales entre ellos CNN en Español. Hidalgo publica una columna los lunes en La Nación.

Con una maestría en Comercio Internacional y Política de George Mason University, Hidalgo hizo estas manifestaciones durante una reciente videoentrevista,  vía Skype, que concedió desde Washington D.C. al periodista Edgar Fonseca M., editor de www.PuroPeriodismo.com, en la que abordó el tempranero rompimiento de fuegos electorales en el país con miras a las elecciones de 2018.

Se refirió a la reciente campaña en medios y redes sociales que Figueres lanzó el siete de noviembre para pedir disculpas al país por los cuestionamientos a polémicas acciones de su parte en su trayectoria pública y política.

“Vengo a conversar con quienes me dicen que soy ladrón, mentiroso, corrupto, cobarde, cínico, sinvergüenza, cascarudo y hasta hijueputa. Todos estos insultos los he escuchado muchas veces, estas fuertes palabras las he leído en mis redes sociales. Siento que son consecuencia del enojo o el resentimiento que tienen algunos de ustedes conmigo”, expresó Figueres en un video como parte de dicha campaña con un costo de ¢56 millones, según dijo su coordinador Mario Quirós.

El exgobernante ha rechazado cualquier actuación anómala de su parte  por pagos de $900.000 que recibió, entre 2000 y 2003, por asesorías a  la firma HF Desarrollos Interdisciplinarios, ligada a Roberto Hidalgo, cercano colaborador en su gestión (1994-1998). Esa empresa, a su vez, estaba contratada por la telefónica Alcatel, que se adjudicó contratos de telefonía celular con el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) antes de la apertura, según reseña La Nación.

Acto de desesperación

-Vamos para una campaña, entrando a su etapa final el Presidente Luis Guillermo Solís, con una serie de lanzamientos de propuestas de parte de políticos, de uno y otro partido a nivel local, que llaman la atención al menos de por dónde irá discurrir. ¿Cómo ves el despegue de lo que sería el inicio de la próxima campaña electoral?

-Por el momento podemos ver como se están alineando las distintas fuerzas políticas dentro del PLN. Tenemos una carrera bastante definida entre dos candidatos principales, aunque anunciados hay como siete, sin embargo dos se perfilan como los favoritos, que son el expresidente, José María Figueres, y el presidente legislativo, Antonio Álvarez Desanti. Sobre ellos recaerá eventualmente la nominación. Ahí hay muchas interrogantes sobre cómo eventualmente se dilucidará esa primaria liberacionista. Por un lado, sabemos que el expresidente Figueres cuenta con un número de opiniones desfavorables muy alto, que lo ha llevado incluso, en las últimas semanas, a una campaña poco ortodoxa, de hacer videos y de hacer apariciones públicas para contestar las múltiples dudas y las múltiples interrogantes que han girado en torno a lo que fue su presidencia y principalmente a la famosa asesoría que le hizo a Alcatel, por la cual recibió poco más de 900 mil dólares.

-Precisamente sobre esta iniciativa del precandidato Figueres, que ha llamado bastante la atención en el país, en una especie de “mea culpa” ante los ciudadanos y los votantes, exponiendo sobre las quejas, los reclamos, las recriminaciones y hasta los insultos que dice haber recibido a lo largo de los últimos 12 años, tras este escándalo que usted mencionó, ¿a qué atribuye esta decisión de Figueres y de su campaña, de su estrategia, de lanzarse con esta iniciativa?

-Creo que es un acto de desesperación, por lo menos así es como yo lo veo. Dudo mucho que un precandidato quiera aparecer en los medios de comunicación refiriéndose hacia sí mismo como “hijo de tal”, pero eso es lo que ha venido haciendo el ex presidente Figueres, porque efectivamente la opinión pública hacia él ha sido bastante inmisericorde. En Costa Rica se dice que un escándalo no dura tres días, sin embargo vemos que la impopularidad del expresidente Figueres no merma, lo obligó a retirarse, aunque él nunca se lanzó oficialmente, pero lo obligó a posponer sus aspiraciones presidenciales en la pasada campaña política, desde entonces el expresidente Figueres ha pasado casi que dos años y medio en constante labor política a lo largo y ancho del país, tratando de ganar simpatías, tratando de ganar apoyos entre principalmente la dirigencia del partido de Liberación Nacional. Sin embargo, parece que las encuestas no terminan de hacer el giro de 180 grados que él espera, así que esto parece un acto desesperado por parte del expresidente Figueres para tratar de mejorar su imagen.

Alvarez Desanti, un “gallo tapado”

-Ya formalizó su precandidatura Antonio Álvarez, actual presidente de la Asamblea Legislativa, con un contexto menos ácido al que ha estado experimentando José María, pero también aclarando al partido, a lo interno del partido de su retiro en el 2006 por críticas éticas, su regreso  junto a Johnny Araya, y, ahora, esta precandidatura luego de que Óscar Arias se retirara del escenario político. ¿Cómo ve las posibilidades para Antonio Álvarez, para su movimiento, de cara a la estructura, a la lealtad y a la historia del apellido Figueres en esa convención de abril?

-Es un “gallo tapado”. Sabemos que Antonio Álvarez parte con reconocimiento, es un nombre conocido. Esta es la tercera vez que se lanza para presidente si bien recuerdo, cuenta con recursos económicos, sin embargo en papel, si uno lo analiza así, simplemente en el papel, cuenta con la desventaja de que él está en una torre de marfil, que es la presidencia de la Asamblea Legislativa. Literalmente en el “Castillo Azul”, no tiene mayor chance de visitar las comunidades, no tiene mayor chance de visitar las dirigencias liberacionistas, y recordemos que en una primaria los votantes tienden a ser los más militantes del partido, mientras que Figueres ha tenido dos años y resto, casi tres años de estar chineando a estas bases liberacionistas a lo largo y ancho del territorio nacional, a los alcaldes, a los síndicos, a los regidores, a los mismos diputados, así que es un “gallo tapado”. Tenemos, efectivamente, entonces un Figueres con una presencia nacional, con estructura, que ha estado consintiendo las bases del partido, que son las que votan en la primaria, pero con un alto nivel de impopularidad. Y tenemos a Antonio Álvarez Desanti, con muchos recursos, que no tiene los niveles de impopularidad que maneja Figueres, aunque no creo que sea tampoco una figura muy popular, puesto que hay cierto desgaste por el hecho de que se ha lanzado repetidas veces a la presidencia de la República, pero que no sabemos efectivamente que tanto se trasladará ese nivel de popularidad más alto en votos en una primaria liberacionista, así que es un “gallo tapado”, no sabemos. Las encuestas dicen que Antonio Álvarez Desanti derrotaría a Figueres, pero nuevamente, sabemos que las encuestas tienen muchos problemas y que no necesariamente reflejan el sentir del votante que eventualmente irá a las urnas en esa primaria de Liberación Nacional.

-¿Cuánto influiría una inclinación de Óscar Arias hacia cualquier de las dos tendencias? No necesariamente va a ser hacia José María Figueres, pero dadas las cercanía de las fuerzas de Antonio Álvarez con Rodrigo Arias y otras fuerzas del arismo, ¿cuánto podría incidir esto en que su precandidatura se afiance de cara hacia esta convención ante una figura histórica, un expresidente, a pesar de sus cuestionamientos, con toda esta estructura bajo su mando? 

-Dudo mucho. Hemos visto que el polvo de estrella de Óscar Arias no se pega fácilmente. No se le pegó a su hermano en la última elección. Rodrigo Arias trató de usar abiertamente su apellido y tratar de apelar al arismo y eso no le alcanzó para ser exitoso y eventualmente se tuvo que retirar de la carrera presidencial. En este caso, recordemos también que la relación entre el arismo y Antonio Álvarez Desanti no es tan sana. Álvarez Desanti se fue de Liberación Nacional diciendo cosas muy feas. Se lanzó para presidente de candidato independiente contra Arias en el 2006. Hubo acusaciones mutuas bastante fuertes en su momento y esas heridas parece que no han sanado completamente. Hemos visto declaraciones de Francisco Antonio Pacheco sobre Álvarez Desanti que no son las más positivas. No creo que Óscar Arias vaya a jugar un papel importante a la hora de determinar un apoyo significativo, un apoyo decidido hacia Álvarez Desanti.

Mañana: Ana Helena Chacón, ¿la próxima carta del PAC?

————————————————————————————————————————————————————

El analista que quiso ser astrónomo…

Ser honesto con él mismo, con la gente que lo lee, con la que le sigue en lo que hace. Nunca caer en el engaño. Ni tratar de hacer creer a la gente algo que no es él o hacer creer ideas que no son correctas.

Así se define Juan Carlos Hidalgo Bogantes, analista político del Cato Institute, basado en Washington D.C. a quien consultan con frecuencia medios internacionales como CNN en español y cuyas opiniones aparecen entre otros medios en International New York Times, El País de Madrid, El Tiempo de Bogotá y La Nación de San José.

Aunque nació, creció y se educó en Ciudad Quesada, dice que sus abuelos, los Hidalgo y Bogantes, migraron de Grecia.

Estudió en la Escuela Juan Chávez Rojas y en el Liceo de San Carlos. Obtuvo un bachillerato en Relaciones Internacionales en la UNA y una maestría en Comercio Internacional y Política en la George Mason University, EE.UU.

Siempre quiso ser astrónomo hasta que empezó a llevar Física en el colegio y se dio cuenta que los números no eran lo suyo.

En la escuela una joven del Cuerpo de Paz le regaló un globo terráqueo, y, desde entonces, empezó a interesarse por la Unión Soviética, Europa, Estados Unidos. Y creció su curiosidad por temas internacionales.

Creció a 100 kilómetros de la frontera norte. Y creció en tiempos de la Guerra Fría.

“Mi mamá fue secretaria del abogado de John Hull, así que yo iba constantemente a la finca de Hull, allá en Ciudad Quesada, antes que se destapara que él era el agente de la CIA en la zona norte. Entonces todo lo que era Guerra Fría y, además, siempre me interesó. Esa curiosidad la retomé cuando estaba en el colegio y fue cuando decidí estudiar Relaciones Internacionales. ¿Exactamente para qué?, no tenía la más mínima idea. Tal vez me veía trabajando para alguna embajada o algo por el estilo, pero por dicha el camino me llevó a estos rumbos de la política pública”, cuenta.

Admiraba a Kennedy pero…

Confiesa que el expresidenteJohn Kennedy era de sus figuras favoritas pero dejó de serlo al ir avanzando en el conocimiento de su controvertida personalidad.

“Luego cuando he crecido y me he leído biografías de él, descubro que fue una persona con muchos errores y con muchos problemas. Sin duda, su adicción a las mujeres fue uno de los mayores, pero no el único, así que me demostró que las personas que uno crece idealizando, tienen grandes errores y lados oscuros. Así que no puedo decir que hay una persona allá afuera que yo idealice de esa manera”, admite.

Su hobby preferido es la lectura. Los fines de semana se los pasa leyendo en pijamas. Le encanta leer historia y en particular sobre la Primera Guerra Mundial.

-¿Algún autor preferido?

-Sí tengo autores, por ejemplo Frederick Bastiat, que escribió mucho sobre economía política. Me encanta muchísimo porque es un tipo muy sarcástico, con un humor muy fino, muy negro, entonces leerlo siempre es una delicia, porque tenía una técnica que se llama “reductio ad absurdum” que es reducir a lo absurdo los argumentos contrarios. Me gusta muchísimo eso. Otro autor que me gusta es un economista que murió hace como una década, que es Peter Bauer, de origen húngaro.

Javier Cercas cuando se trata ya de novelas y de textos en castellano. Los dos libros que me leído de él, que son Soldados de Salamina y la Anatomía de un instante, me parecieron lecturas formidables por la manera en que él escribe. Son varios autores particulares, pero no me puedo casar con ninguno.

-¿Un libro preferido?

El Quijote. Lo leí solo una vez en el colegio, por supuesto, y me recuerdo de haber quedado encantado. De vez en cuando me leo un pasaje por aquí y otro por allá. Es un libro impresionantemente complejo y bien escrito, así que si tengo que decir un libro favorito es El Quijote.

-¿Una película?

-“Joyeux Noël”, “Feliz Navidad” en francés, es una película francesa del 2006. Fue nominada al Oscar. Es precisamente esa película que narra la tregua de navidad, ese momento, el 24 de diciembre de 1914, cuando el Frente Occidental, durante la Primera Guerra Mundial, las tropas alemanas, francesas y británicas fraternizaron, cantaron villancicos juntos, incluso jugaron fútbol. Esa película me conmovió poderosamente la primera vez que la vi por ahí del 2008, al punto de que me llevó a prometer que cuando se cumpliera el 100 aniversario de ese hecho, de ese hito, en diciembre de 2014, yo iba ir a Bélgica, donde ocurrió eso, a celebrar ese momento.

-¿Su frase favorita?

-La de “El Quijote” precisamente, cuando dice que “la libertad, mi querido Sancho, es uno de los dones más grandiosos que la vida le ha dado al hombre”. Por la libertad y por el honor, los hombres deben guiar su vida”. Esa es mi frase favorita por mucho.

“La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida” – El Quijote, Miguel de Cervantes Saavedra.