El bufete Mossack-Fonseca de Panamá ligado  por las autoridades al escándalo mundial de los Panamá Papers, por la supuesta apertura de miles de firmas off shore  en paraísos fiscales para ocultar activos y evitar el pago de impuestos, despidió en el último año a 250 empleados de una planilla que llegó a alcanzar 500 personas, comunicó ayer la empresa, según cita el diario La Prensa.

Sus dos propietarios Jürgen Mossack y Ramón Fonseca están presos en medio de presunciones de la Fiscalía de Panamá de que participaron de blanqueo de capitales.

Ver diario La Prensa, Panamá

Adjunto comunicado de bufete Mossack Fonseca

Mossack-Fonseca-despide-empleados_LPRIMA20170307_0066_1