Sospechan de extranjeros en tiroteo del Mount View School

1134

El tiroteo perpetrado por sicarios el 18 de mayo a la entrada del Mount View School en Guachipelín, Escazú, pudo ser obra de extranjeros que escaparon del país, presume el exviceministro de Seguridad, Erick Koberg.

En el tiroteo murieron dos personas y un escolar resultó lesionado accidentalmente.

Hasta el momento tanto el OIJ como el Ministerio Público guardan total reserva sobre el avance de las pesquisas.

“Es un caso dificil ya que pareciera que los sicarios son profesionales y probablemente extranjeros que vinieron a realizar el trabajo y se fueron”, respondió Koberg a consultas del periodista Edgar Fonseca, editor de PuroPeriodismo.com.

La acción fue consumada, en pleno inicio de la llegada del personal docente y de los alumnos y de padres de familia, por dos pistoleros que aparentaban estar ejercitándose en el sitio quienes, intempestivamente, abrieron fuego cuando se acercó una camioneta en  que se movilizaba el libanés Elías Akl, de 44 años, quien iba a dejar una hija al centro educativo.

En el ataque, Akl intentó penetrar al colegio pero, dada la intensidad de la balacera, su camioneta se incendió y murió calcinado. Su hija se salvó de milagro. Un custodio suyo que viajaba en otra camioneta resultó mortalmente herido y llevado hasta un centro de atención cercano donde llegó fallecido.

El incidente dejó al descubierto la presencia irregular en el país del libanés y de su hermano, Ziad, ambos requeridos por la policía de Canadá. Ziad fue detenido en el aeropuerto internacional Santamaría la tarde del tiroteo cuando pretendía salir del país. Le impusieron seis meses de prisión preventiva.

El caso es difícil

De lo que usted se enteró, ¿cree que este es un caso complejo de esclarecer para las autoridades?, se le preguntó al viceministro Koberg, presidente de la Asociación de Empresas de Seguridad y respondió:

“Creo que es un caso dificil ya que pareciera que los sicarios son profesionales y probablemente estranjeros que vinieron a realizar el trabajo y se fueron.  Aun así, tengo plena confianza en el OIJ y han demostrado mucha efectividad en esclarecer casos complicados.  Quizás nos gustaría que fuera más rápido pero estas investigaciones llevan tiempo por lo complejas que son.

-De lo conocido hasta ahora, ¿cuál ve cómo principal móvil de los hechos?

Me parece que es un ajusticiamiento entre criminales.

Parece un hecho aislado

-¿Cree usted que estamos en presencia de un hecho aislado o forma parte de una operación criminal más amplia?

-Creo que es un hecho aislado y que la policía tenía conocimiento de la organización y ya lo estaba trabajando.  Sí forma parte de una organización criminal pero muy focalizada y limitada en tamaño.

-Las autoridades distribuyeron a las horas del ataque imágenes de los pistoleros. Hasta ahora se desconocen los resultados de la posible identificación. ¿Cree que fue correcta la divulgación inmediata de esas imágenes o debió darse un tiempo prudencial?

-Creo que fue una buena estrategia distribuir las imágenes. Por el nivel de profesionalismo del asesinato, las autoridades deben haber considerado que estas personas saldrían del país rápidamente. Entre mas gente los puede reconocer mas fácil para las autoridades detenerlos”, añadió Koberg.

Pero de lo que ha trascendido hasta el momento no fue posible ubicar a ninguno de los sospechosos de la acción que generó caos aquella mañana en el centro educativo y encendió alarmas en cuanto a posibles acciones similares en otros centros educativos.

——————————————————————————————————————————————————————————

Prevalece silencio

“Lamentablemente, las respuestas que usted busca forman parte de una investigación que es privada, según lo establece el artículo 295 del Código Procesal Penal. Cualquier detalle que se brinde en esta etapa de recolección y análisis de pruebas puede poner en riesgo el buen desarrollo del proceso penal. Lo que podemos confirmarle es que la investigación del caso avanza”, respondió Tatiana Vargas Vindas, portavoz de la Fiscalía,  a las 2:38 p.m del miércoles 14 de junio, a la consulta del periodista Edgar Fonseca.

“Dicen las jefaturas que el caso está en investigación y por el momento nos se va a dar información al respecto”,  contestó Marisel Rodríguez, directora de prensa del OIJ, vía WhatsApp,  a las 2:10 p.m de ese mismo día.

A ambas se les remitieron las siguientes preguntas relacionadas con dicho caso:

-¿Tienen las autoridades esclarecido el móvil del grave hecho ocurrido hace un mes frente a dicho centro educativo?

-¿Tienen las autoridades identificado al grupo responsable de esta acción?

-¿Es un grupo delincuencial integrado por costarricenses o hay extranjeros?

-Los ejecutores del ataque, ¿permanecen en el país o existe la posibilidad de que sean extranjeros y hayan abandonado el territorio nacional?

-¿Es un grupo independiente o vinculado a otras organizaciones criminales en el país o en el extranjero?

-¿Se ha gestionado colaboración de autoridades de otros países para identificar a los sospechosos materiales e intelectuales de este grave hecho? ¿De cuáles países y por qué?