Edgar Fonseca, editor Puro Periodismo.com

Wilmer “Pato” López, quien asumió las riendas de Liga Deportiva Alajuelense tras la súbita pero no sorpresiva salida del flamante técnico ibérico Benito Floro, despegó con la mira puesta en el clásico del próximo domingo ante el archirrival Saprissa.

“Es una ventaja que venga el clásico”, dijo López una leyenda del fútbol rojinegro y nacional.

Y advirtió que el jugador que no se motive ante un clásico no tiene cuando.

Mauricio Montero y Jozef Miso, serán sus asistentes técnicos para lo que resta del Torneo de Apertura, anunció oficialmente Alajuelense tras semanas de desasosiego por el errático desempeño del cuadro, relegado al sétimo lugar de la tabla tras cuatro fechas del torneo de Invierno 2017.

Los tres míticos exjugadores tuvieron este martes sus primeras sesiones de entrenamiento con el equipo atados a la caliente expectativa del tradicional clásico nacional del fútbol el próximo domingo a las 11 a.m. en el Morera Soto.

Así, en el lapso de ocho meses, acabó la ambiciosa apuesta con Floro, exentrenador del Real Madrid, con quien la directiva Alajuelense pretendía desarrollar un proceso de tres años, pero que se vio fulminado por el insulso desempeño del equipo, la reciente eliminatoria del torneo regional de Concacaf y el magro empate del domingo ante Guadalupe.

Fernando Ocampo, presidente de Alajuelense, dijo ante la prensa que llegaron a un acuerdo con Floro sin que implicara resarcirle la cláusula de rescición por $1,1 millón que trascendió y generó gran controversia pública.

Sangre rojinegra

La Liga se encomienda a tres jugadores que le dieron grandes glorias en su momento a la institución.

“Lo importante es que los tres del cuerpo técnico hemos sido campeones, sabemos de la exigencia e importancia que tenemos de llevar a la Liga nuevamente a ser campeón”, dijo López tras ser anunciado como nuevo técnico.

“Contento y motivado, pero también dolido por la salida de Benito (Floro), es una persona muy amable y atenta con uno, eso tengo que agradecerlo”, añadió.

Advirtió  la importancia de motivar a los jugadores para regresar a los puestos de honor.

Mauricio “Chunche” Montero, admitió el desafío dado el momento  que atraviesa Alajuelense sin saborear campeonatos por cuatro años consecutivos.

“Los hombres salen de los retos y de las cuestiones difíciles, el equipo no es que lo esté, pero no está pasando por un buen momento. Esto solo se saca con dedicación trabajo y esfuerzo”, dijo.

Josef Miso, otro ídolo rojinegro, no escondió su ilusión de dirigir junto a Wílmer López y al “Chunche. “Me encanta la conformación y esperamos hacer un buen trabajo”, dijo.

“Todos tenemos que apoyar al técnico y tratar de ayudarle lo mas que podamos, entre los tres, junto a la Junta Directiva y la afición, trataremos de llevar a la Liga donde se merece”, agregó.

Los tres ídolos rojinegros,asumen en una semana candente con el clásico del domingo ante Saprissa en el Alejandro Morera Soto.