Empresario del “cementazo” y cinco ejecutivos del BCR en San Sebastián, “una jaula humana”/Justicia verá seguridad en sus casos

248

Edgar Fonseca, editor/ Foto portada: imagen captada del noticiero Noticias Repretel.

El empresario importador de cemento chino, Juan Carlos Bolaños, protagonista clave del mayor escándalo político-financiero de tiempos recientes, y otros cinco ejecutivos del Banco de Costa Rica detenidos por su presunta relación con hechos del denominado caso del “cementazo” que sacude al gobierno, a otros estamentos políticos y al Poder Judicial, pasaron su primera noche en la Unidad de Admisión de Sebastián, un penal descrito por autoridades como una “jaula humana”.

Todos llegaron a las 4:45 p.m. a San Sebastián en microbuses judiciales, tras permanecer en celdas de los tribunales desde el viernes anterior cuando fueron arrestados en fulminantes operativos de la Fiscalía y el OIJ. A Bolaños lo detuvieron en la vía pública en Atenas y a los ejecutivos en sus oficinas del BCR.

Los seis detenidos pasaron su primera noche en una cárcel donde impera “terror de estado”, según denunció hace un año el Juez de Ejecución de Pena, Roy Murillo quien dictó orden de cierre definitivo desde el 20 de julio del año anterior debido a las condiciones infrahumanas y a la sobrepoblación.

“En definitiva, la cárcel de San Sebastián es hoy una jaula humana deteriorante, aplastante y humillante, y esa situación no puede ser tolerada por esta autoridad. El hacinamiento unido a las pésimas condiciones de infraestructura y la gravísima limitación para el acceso a la luz y ventilación natural han convertido ese espacio carcelario en un calabozo gigante”, advirtió Murillo, según publicó La Nación el primero de agosto del año pasado.

Tales condiciones infrahumanas fueron ratificadas por la Relatoría sobre los Derechos de las Personas Privadas de Libertad de la Organización de Estados Americanos (OEA) en un informe del 11 de marzo de 2016.

“La cárcel de San Sebastián es exclusiva para internos en prisión preventiva, cuenta con una capacidad para 624 personas privadas de libertad, y al día de la visita, contaba con una ocupación total de 1,248 reos; es decir, más del doble de su capacidad instalada. La Relatoría observó con preocupación el hacinamiento en el que viven la mayoría de los reclusos”, citó el informe.

Penal infrahumano

Algunas de las observaciones del juez Roy Murillo sobre San Sebastián son:

  • -La densidad penitenciaria rondaba 221%, al momento de su denuncia.

    -Uno de los pabellones diseñado para 88 personas, albergaba a 270.

    -Otro dormitorio con solo dos baños, dos sanitarios y un lavamanos para 51 personas. “Evidentemente genera situaciones incómodas y degradantes”, denunció.

    -“Líderes negativos”  cobran por servicios que deberían ser gratuitos. “Como las autoridades no tienen la posibilidad de suministrar espumas a todos los presos, estos las venden a ¢5.000 aproximadamente”, dijo.

    -Si un reo quiere dormir en alguna de las camas, también debe pagar entre ¢30.000 y ¢60.000.

    – Quienes no tienen dinero, deben dormir en el piso, cerca del área de los baños o sobre cualquier estructura de cemento que encuentren en el módulo. “Estas condiciones provocan que solo logren dormir tres o cuatro horas durante la noche”, añadió.

    -Las filas  para bañarse  duran cuatro horas, dependiendo de lo hacinado que esté el dormitorio.

    Fuente: denuncia del Juez de Ejecución de Pena, Roy Murillo, La Nación, 1 agosto desee  2016

 

——————————————————————————————————————————————————————-

JUSTICIA VERA SEGURIDAD DE TODOS ELLOS

  • Tendrán acceso a diarios, televisión, derecho a llamadas y probablemente a Internet para capacitación. Pero no a celulares.
  • No podrán portar instrumentos que se puedan constituir en “armas” para amedrentar o agredir a otras personas; no portar, vender, distribuir o consumir sustancias ni objetos prohibidos
  • Deberán respetar los horarios de alimentación, televisión, teléfono, visita  y no irrespetar a las demás personas           

Los seis detenidos por el escándalo del “cementazo” serán valorados en cuanto a su seguridad tras ingresar al Centro de Atención Institucional de San Sebastián, confirmó Mariano Barrantes, director de Adaptación Social del Ministerio de Justicia.

Barrantes descartó que a dichas personas se les vaya a ubicar en celdas individuales, ya que solo funcionan en máxima seguridad y prevé que permanecerán en espacios colectivos.

“Al ingreso de cada persona privada de libertad se toma en consideración su situación particular para determinar las medidas de seguridad que a cada uno corresponda así como su ubicación definitiva”, expresó Barrantes a consultas del periodista Edgar Fonseca.

En total son siete los detenidos.

Se trata del empresario  Bolaños, en el epicentro del escándalo y contra quien la Fiscalía pidió seis meses de prisión preventiva entre otras razones por: Peligro de fuga, falta de arraigo laboral, y otros aspectos como la magnitud del daño causado por la afectación a la institucionalidad del país, y la posible pena a imponer ante un eventual juicio, ya que el peculado tiene una sanción máxima de 12 años de prisión.

El abogado de Bolaños, Juan Marcos Rivero denunció en el fin de semana que su cliente recibió amenazas de muerte de otros reos en las celdas de los tribunales.

Los ejecutivos del comité de crédito del BCR son Mario Barrenechea, gerente suspendido, ya ubicado en el centro de adulto mayor de La Reforma, Alajuela; y cinco más de apellidos:  Corrales, Víquez, Acuña, Ramírez Rodríguez y Barrantes.
Contra todos ellos la Fiscalía pidió seis meses de prisión preventiva entre otras razones por: peligro de fuga, ya que sus condiciones económicas facilitan sus salidas del país, así como la alta pena a imponer, la magnitud del daño causado, por afectación a la institucionalidad del país, ya que son altos jerarcas de un banco estatal de renombre y trascendencia.
Además, según la Fiscalía, hay peligro de obstaculización, por tratarse de personas con alto poder y jerarquía dentro de la institución, lo que permitiría que pudieran influir para que personal subalterno no preste colaboración a las autoridades o, de ser requeridos, puedan desaparecer prueba para el caso.
Un juzgado extraordinario de turno les fijó la noche del sábado tres meses de prisión `preventiva.
Entre viernes o lunes entrante, el Tribunal Penal II del Circuito Judicial de San José resolverá la apelación de los defensores a esa medida.
Sujetarse a  pautas

-Cómo cualquier otro detenido en ese ámbito, ¿cuáles son pautas que deben cumplir dichas personas en cuanto a horarios de levantarse, bañarse, desayunar, almorzar, cenar y dormir?

-En los diferentes Centros Penitenciarios se cuenta con horarios para la distribución y consumo de alimentos, así como para dormir de manera que estas personas se han de sujetar dichos horarios.

 -¿Tienen derecho a medios: periódicos, televisión, uso de celular o Internet?

-Estas personas privadas de libertad mantienen estos y los demás derechos que le son inherentes, excepto el uso de celular y por recién se está valorando el acceso a Internet –conforme se avaló en algunos Centros- con fines educativos y de capacitación.

-¿Tienen derecho a recibir visitas sea de familiares o de sus abogados diariamente?

-De conformidad con el Reglamento de visita a los Centros Penales del Sistema Penitenciario  así como los horarios que al respecto se tienen establecidos estos privados de libertad tendrán derecho a recibir la visita de sus familiares los fines de semana. En cuanto a la visita de abogados –as- las mismas pueden concederse de lunes a sábado en atención a los lineamientos establecidos al respecto por el Instituto Nacional de Criminología.

 -¿Serán ubicados  en celdas individuales o deben compartir reclusión en módulos colectivos?

-Deberán ser ubicados en espacios colectivos, únicamente se cuenta con celdas individuales en el Régimen de Máxima Seguridad.

-En relación con la pregunta anterior, ¿en cuánto está a hoy la sobrepoblación del centro?

-Al no haberse definido el o los centros para su ubicación no le puedo precisar este dato. En lo específico del Centro Adulto Mayor se dispone de varias camas desocupadas.

-¿Cuáles son las restricciones fundamentales que deben observar en el tanto permanezcan en dicho centro?

-Las restricciones fundamentales se asocian a aquellos aspectos relacionados con la Seguridad Institucional y de las personas, manteniendo incólumes sus derechos, excepto el de libre tránsito que es el que principalmente tienen restringido.

 -Como a cualquier otro detenido en este ámbito, ¿cuáles son prohibiciones básicas para ellos?

-No portar instrumentos que se puedan constituir en “armas” para amedrentar o agredir a otras personas; no portar, vender, distribuir o consumir sustancias ni objetos prohibidos; respetar los horarios de alimentación, televisión, teléfono, visita, etc. no irrespetar a las demás personas.

-Debido al controversial caso en que se les involucra y a supuestas amenazas de muerte recibidas por algunos de ellos, ¿considera que deben aplicar medidas especiales de seguridad sobre ellos mientras estén en dicho centro?

-De conformidad con lo que establece el artículo 3°, inciso c de la ley 4762 que crea la Dirección General, se tiene  como uno de los principales fines de la Administración Penitenciaria la seguridad de las personas, de manera que al ingreso de cada persona privada de libertad se toma en consideración su situación particular para determinar las medidas de seguridad que a cada uno corresponda así como su ubicación definitiva.

 -¿Estarán los siete detenidos en un mismo módulo o serán divididos?

-Este es un asunto que será atendido al momento del ingreso de las personas al Centro que se defina siendo muy probable que se ubiquen en un mismo Centro y ahí se determinará si se distribuyen o se mantienen en un mismo módulo.