Ni un solo jugador del flamante campeón nacional PZ en Selección que va a Rusia/Ottón exige campo

244

 

Edgar Fonseca, editor

Ni un solo jugador del flamante campeón nacional Pérez  Zeledón aparece en el seleccionado nacional que asistirá al Mundial Rusia 2018 y el beligerante diputado Ottón Solís desafió al entrenador Oscar Ramírez a abrirles espacio.

Tras la noche de ensueño para los “Guerreros del sur” en el Rosabal Cordero, donde humillaron a los anfitriones y cazaron, por primera vez en su historia, un campeonato nacional, el legislador Solís, que lideró la comisión investigadora del mayor escándalo de tiempos recientes, el “cementazo”, exige haya representación de los campeones sureños en la tricolor.

“También campeonizó la buena administración de recursos escasos, la búsqueda de la excelencia, el sacrificio financiero de los patrocinadores, el emprendedurismo y el trabajo en equipo de los jugadores, la directiva del equipo y el cantón”, dijo en un post navideño en su cuenta Facebook.

No hay casualidad
El triunfo –dijo– no es el resultado de la casualidad. Pérez Zeledón ha contado con dirigentes serios y responsables desde que el equipo estaba en la 2da División. Personas como Otto Ureña (qdg), Santana Esquivel, Olman Vargas, Gilberh Fernández, Juan Luis Artavia, etc., han sido excelentes líderes y gerentes, atinados en sus decisiones y siempre respetuosos de los rivales.
“Por lo general el PZ ha acertado en la contratación de entrenadores y jugadores y cuando se han negociado préstamos de jugadores de los equipos tradicionales, ello ayudó a que se mostraran y avanzaran en sus carreras. Buenos ejemplos son Willian Sumsing y Kendall Waston”, agregó.
“Se trata de un equipo que en la mayoría de los torneos termina en la parte superior de la tabla habiendo alcanzado ya un subcampeonato, nunca ha descendido desde que subió a la 1era División en 1991 (solo Saprissa, Alajuela y Heredia ostentan ese record), alrededor del equipo nunca surgen escándalos por deudas a la CCSS o a sus jugadores, representa al 20% del territorio nacional (el que va desde el Cerro de la Muerte hasta Paso Canoas, flanqueado al este por la Cordillera de Talamanca y al oeste por el Océano Pacífico)”, detalló.

No es una sociedad anónima
“El PZ — enfatizó– es propiedad de la comunidad no de una sociedad anónima. Una demostración de la naturaleza comunitaria del PZ es que esta madrugada en el parque de San Isidro, durante la excelente ceremonia de recibimiento organizada por la Municipalidad, los jugadores, el entrenador y los directivos bajaron de la tarima y se mezclaron con el público por varias horas”.
“Mas significativo del tipo de identificación colectiva y de la democracia que rodea al equipo que ha campeonizado en el 2017, es que ¡la Copa de Campeón circuló por un largo tiempo por cuantas manos quisieron levantarla y tomarse una fotografía!
El éxito futbolístico es contundente. En este campeonato el PZ le ganó a grandes equipos como Saprissa, Alajuela, Heredia (varias veces), Santos, Limón, etc. En la Cuadrangular final superó holgadamente a los otros tres equipos”, dijo.

Ni uno en la Sele
“A pesar de ello ni uno solo de sus jugadores está en la Selección Nacional. Es comprensible que don Oscar Ramírez sea más exigente con nuevos jugadores que con los ya probados. Creo que esa exigencia adicional ha sido ampliamente superada.
“Por ello, espero que don Oscar convoque a jugadores del PZ, sobre todo porque el 2017 fue un año pésimo para la Selección Nacional. Pareciera que en el equipo nacional un maravilloso ciclo de 5 años ha llegado a su fin y que si queremos hacer una presentación digna en Rusia, es necesario llamar a nuevos jugadores.
Ruego a don Oscar Ramírez que pruebe a héroes del campeón nacional como Keylor Soto, Jeikel Venegas, César Carrillo, Luis Carlos Barrantes, Alvaro Sánchez, Porfirio López, Kevin Sancho y al portero Bryan Segura.
“Sería extraño que en la selección nacional no hubiese un solo jugador del mejor equipo del país en la actualidad”, puntualizó.

A perpetuar “carajo”

“El Cerro Chirripó y Los Guerreros del Sur son la cima de la geografía y del fútbol nacional, respectivamente. Se ven desde toda Costa Rica. Ojalá los logros del equipo se perpetúen como lo hace el Chirripó.
En la Zona Sur hoy no decimos “a celebrar carajo”, sino “a perpetuar carajo””, concluyó