• Mafias internacionales convierten territorio nacional en tercer punto de trasiego de droga en el hemisferio, denuncia un informe vigente del Departamento de Estado

• Exclusivo de PuroPeriodismo.com

Edgar Fonseca, editor

En medio de las brutal guerra entre bandas narcos, con récord de homicidios, 603 el año anterior, y decomisos que alcanzaron 30 toneladas de cocaína, EE.UU. advierte las graves manifestaciones del narcotráfico internacional en el país, la vulnerabilidad de instituciones y la creciente ola de violencia.

Así consta en un informe del Departamento de Estado, vigente al cierre de la administración Solís Rivera,  y correspondiente a las implicaciones de las mafias narcos en el país.

El informe de la Oficina de lucha contra el Narcotráfico Internacional (INL, por sus siglas en inglés) coincide con decomisos récord de cocaína en 2017, y la cifra sin precedentes de homicidios, 48% ligados a ajustes entre bandas narco, según admitió el 3 de enero en La Nación el Ministro de Seguridad Gustavo Mata.

Según dicho jerarca, el alza de la tasa de homicidios “se da por la pugna existente entre las estructuras dedicadas al narcotráfico, donde, gracias a la desarticulación de esos grupos, producto del trabajo que hacemos tanto en Seguridad Pública como en la Policía Judicial, entre ellos se genera una rebelión cuya consecuencia es la muerte. Este es un factor evidente en el alza de los homicidios”.

Las autoridades norteamericanas destacan la gravedad del fenómeno que desató en fin de año vendetas entre bandas narco con saldo de 12 muertos.

Tras estos sangrientos sucesos, el Ministro Mata pidió declarar emergencia nacional el combate al narcotráfico.

Tercer sitio de trasbordo

Costa Rica ocupa el tercer lugar en el Hemisferio Occidental en cuanto al trasbordo de cocaína, denuncia el informe oficial estadounidense.

El problema –agrega– que se limitaba principalmente a lanchas rápidas que operaban a millas de la costa, se ha transformado en una proliferación de vías aéreas ilegales, operaciones de almacenamiento, redes de contrabando de tierra y tráfico de contenedores.

Ola de homicidios

La delincuencia en el país, correlacionada con el aumento de la actividad de las drogas, ha visto un marcado repunte de la tasa nacional de homicidios que alcanzó un récord de 11.8 por cada 100,000 en 2016 (579 homicidios en este país de aproximadamente cinco millones de personas), sostienen las autoridades estadiunidenses.

Y peor en las costas

En las zonas del litoral vulnerables, la tasa ha aumentado a más de 26 por cada 100.000 habitantes, cita dicho reporte.

Lucha oficial

El gobierno de Solís –reconoce el informe– está combatiendo estas tendencias, con la Asamblea Leguslativa transfiriendo fondos significativos al Ministerio de Seguridad Pública para aumentar el personal, mejorar la infraestructura y equipar mejor a la Guardia Costera de Costa Rica, la policía antinarcóticos y otros.

Amenaza a instituciones

Si bien la capacidad de las fuerzas de seguridad costarricenses y las instituciones judiciales es alta, existe la preocupación de que tales instituciones puedan ser erosionadas por los efectos corrosivos del tráfico de drogas y las organizaciones criminales transnacionales (TCO) asociadas, advierte EE.UU.

Respaldo

En Costa Rica, el INL busca frenar el flujo de drogas ilegales que transitan por el país de camino a los Estados Unidos, disminuir la violencia asociada, apoyar la seguridad ciudadana y mejorar la resiliencia institucional contra las TCO mediante la construcción de la capacidad policial y judicial, amplía dicho informe.

 ————————————————————————————————————————————