Tercer incidente con sistemas migratorios en aeropuertos en pico de temporada turística

311

Edgar Fonseca, editor

Las escenas de filas interminables de viajeros fastidiados en los dos principales aeropuertos del país, Santamaría y Oduber, volvieron a presentarse ayer tras el tercer fallo en los sistemas de controles migratorios que se registra en los últimos dos meses en el pico de la temporada turística.

La Dirección General de Migración desconocía hasta ayer tarde las causas del fallo que provocó ayer largas filas y malestar entre los viajeros, de entrada y de salida, entre  las 12:25 p.m. a las 12:55 p.m.

“Se investigan los aspectos externos responsables del incidente”, dijo Andrea Quesada, portavoz de la Dirección General de Migración y Extranjería. No aclaró a qué se refería por “aspectos externos”.

Tercer incidente en dos meses

Se trata del tercer incidente del servicio de controles en los últimos dos meses.

Los dos anteriores se registraron el 11 y el 29 de noviembre anteriores. Este último fue el de más de mayor afectación ya que se prolongó por nueve horas, entre las 2:15 a.m. y  las 11:30 a.m. Afectó a tres mil pasajeros.

Dicho incidente fue atribuido por Migración a un fallo en los sistemas del ICE, sin que hasta ahora se cuente con una explicación pública de qué fue lo que aconteció en esa oportunidad y de quién es la responsabilidad de dicho fallo.

El daño ocurrió en un equipo del ICE donde están los principales servicios de conexión de Migración, ubicado en las oficinas centrales de Migración, sostuvo la portavoz Quesada en aquel momento.

El primer incidente se registró el 11 de noviembre; también afectó ambos aeropuertos y hasta ahora no se ha aclarado las causas de la caída del sistema. Nota adjunta: PuroPeriodismo.com.

Todo en orden, según Migración

Tras el incidente de ayer, Migración sostuvo que todo transcurrió con normalidad. No se afectó la salida ni la entrada de pasajeros ni la salida de los vuelos, dijeron.

Sí reconoció las filas que predominaron al constatarse la afectación del servicio atribuido a “aspectos externos”.

PuroPeriodismo consultó ayer avanzada la tarde a qué se referían por “aspectos externos”, sin tener respuesta al cierre de la presente nota.

Según Migración, verificaron  y confirmaron que “la red y bases de datos internas se encontraban funcionando con normalidad. Se investigan los aspectos externos responsables del incidente para emitir el informe respectivo”.

Conforme la versión oficial, en los aeropuertos Santamaría y Oduber de Liberia,  “todos sin excepción  pasajeros y vuelos,  cumplieron con la revisión correspondiente, todos los vuelos y pasajeros ingresaron y egresaron de Costa Rica con el debido control migratorio”.

“No se dieron atrasos en ningún vuelo, ninguna persona perdió su vuelo o conexión”, detalló el informe.

“La única afectación que hubo fue la acumulación de la fila, mientras se realizaba el control migratorio”, reconocieron las autoridades migratorias.

Migración mantuvo habilitados todos los counter disponibles en ambos aeropuertos y fluye el servicio de acuerdo a la capacidad instalada, finalizó el boletín.