Edgar Fonseca, editor/ Foto diario critica.com.

Un joven costarricense y un padre y su hija, venezolanos, murieron al caer el miércoles en un auto del cuarto piso en un edificio residencial en Costa del Este, Panamá, informaron las autoridades.

El diario Crítica de Ciudad Panamá identifica este viernes al costarricense víctima como Abel Sandí de 26 años.

Según dicho diario, el compatriota era novio de la joven Sabrina Murillo de 20 años, también involucrada en el accidente y quien fue sometida a una operación craneal con pronóstico reservado.

El caso es investigado por la Fiscalía de Ciudad Panamá.

Los cuerpos de las tres víctimas fueron entregados a sus familiares el jueves.

El diario publica una foto de una pareja de jóvenes sin dar sus identidades.

Añade que muchas personas se acercaron a dejar ramos de flores en el sitio de la tragedia.

En los jardines del Hospital Santo Tomás se realizaron cadenas de oración por la recuperación de Sabrina, quien permanece en cuidados intensivos, dice Crítica.

Se pidieron donaciones de sangre tipo A+ , las cuales pueden hacerse en el Banco de Sangre del nosocomio el día sábado en horario de 8:00 a.m. a l2:00 mediodía, agregó.

Empresario venezolano y su familia

Un empresario, su hija de 17 años y un amigo costarricense de 26 años, murieron al caer el auto mini Cooper en el que viajaban, desde el 4to. piso de los estacionamientos del edificio Breeze, en Costa del Este, agregó el medio.

El empresario venezolano Héctor Murillo, su hija Paola y el joven tico fallecieron del impacto; Sabrina Murillo, de 20 años, permanece delicada en el hospital. Ambas hermanas estudiaron en la la Academia Interamericana (AIP), añadió el sitio.

El señor Murillo –detalló dicho medio– había laborado en Procter & Gamble y estaba desarrollando ahora un proyecto de envases tetrapack. Hace 15 días le había regalado el auto a una de sus hijas.

La familia venezolana residía en el piso 9 del edificio de Costa del Este, desde hace 10 años.

Investigaciones

Peritos de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) realizaron este jueves un peritaje al sitio del accidente en Costa del Este, donde el miércoles 3 personas perdieron la vida y una quedó gravemente herida cuando el auto donde viajaban cayó del 4to piso del PH Breeze, informó el Ministerio Público en Ciudad Panamá.

El fiscal superior Rafael Baloyes, jefe de la Sección de Homicidio/ Femicidio de la Fiscalía Metropolitana, estuvo presente durante la inspección que hicieran los ingenieros Rosalín Mendes, experta en estructuras, y Carlos Plazaola, ingeniero mecánico, al sitio de donde cayó el vehículo Mini Cooper que transportaba a un padre, sus dos hijas y un amigo de una de las hijas, los tres primeros venezolanos y el otro costarricense, agregó la Fiscalía.

Los ingenieros –según la versión oficial– revisaron la estructura del muro de contención que se mantiene en el estacionamiento. También revisaron el vehículo Mini Cooper, que se mantiene custodiado en un patio de grúas privado.

Los expertos recabaron muestras de la estructura y entregarán al despacho del fiscal Baloyes un informe sobre sus inspecciones para establecer una hipótesis del caso, agregó la Fiscalía.

Con la colaboración del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses y la médico forense Itza Bonilla, se logró realizar la necropsia este jueves y entregar los cuerpos a las familias, anunció Baloyes. Así mismo, aseveró que el Despacho Superior de la Procuraduría General de la Nación ha colaborado en todo momento con las familias para que reciban el apoyo necesario, dijo el ente acusador.