-Aglomeraciones de más de un kilómetro desde la madrugada

-Ante los tumultos, el gobernante suspendió de inmediato la entrega del bono y reprime con policías

Edgar Fonseca, editor/Foto El Diario de Hoy, San Salvador

Una orden del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, de entregar este lunes un bono de $300 a familias afectadas por por la pandemia del coronavirus derivó esta mañana en tumultos, caos y desesperación destaca El Diario de Hoy de San Salvador.

Ante las aglomeraciones que armaron, Bukele ordenó suspender de inmediato la entrega del bono y envió policías a reprimir los desórdenes que se armaron.

“Hemos fallado” admitió Bukele esta tarde tras la emergencia.

Cientos de personas llegaron este lunes a las sedes del Centro Nacional de Atención y Administración de Subsidios (Cenade) para poder retirar el subsidio de $300 ofrecido por el Gobierno por la emergencia de coronavirus.

-Caos y desesperación en los diferentes CENADE del país por ayuda ofrecida por el gobierno, resalta El Diario de Hoy

Las personas llegaron este lunes a las sedes del Centro Nacional de Atención y Administración de Subsidios (Cenade) para poder retirar el subsidio de $300 ofrecido por el Gobierno, agrega el diario.

Muchos ancianos

Personas de la tercera edad y ancianos se sumaron a las filas. En la sede del Cenade en San Salvador al menos 400 personas esperaban ingresar y no menos de 800 hacían fila, a las 7:30 de la mañana, para entrar a las oficinas en las instalaciones del centro comercial Unicentro, en el municipio de Soyapango, detalla el diario.

“He venido para reclamar, porque no he salido en internet y espero que estando presente se solucione el problema”, dijo el hombre quien, además, luchaba por mantener su puesto. Un poco después de las seis de la mañana, una aglomeración de personas decidió no formarse en la fila, que ya recorría un kilómetro, e ingresar por la fuerza, reseña Diario de Hoy.

Las autoridades dijeron que entrarían en grupos de diez personas a Unicentro y a las oficinas del Cenade en grupos de cuatro.

“Es necesario un número de teléfono, si no tienen uno consiga uno de un amigo o familiar, habrá prioridad con ancianos y embarazados. Necesito la colaboración de ustedes”, les dijo un empleado de Cenade.

Los oficiales del CENADE pedían orden a las personas que cada vez más aglomeraban los portones del recinto. Cada vez que los agentes de la policía abrían para dejar entrara a un grupo de diez, el resto empujaban las puertas intentando ingresar.

Los rociaron con gas

Durante uno de esos intentos, un agente de la policía nacional civil roció gas pimienta sobre los pobladores y este alcanzó a varios adultos mayores e incluso a algunos niños que acompañan a sus padres en la fila, confirmó el diario.

La situación es similar en las otras sedes del Cenade a nivel nacional. En la ciudad de La Unión más de dos mil personas estaban haciendo fila.

Tras ver la situación, el presidente de la República, Nayib Bukele, decidió cerrar todos los Cenade antes de que varios aún no abrían.

“Los CENADE están demasiado llenos, las aglomeraciones son un riesgo de contagio usted, su vida y la de su familia. Llegar temprano, tarde, hoy, mañana o pasado mañana no hace ninguna diferencia, ya que la lista se actualizará hasta el sábado. Así que por la salud de la población, he decidido CERRARLOS”, publicó en Facebook, según el diario.