Edgar Fonseca, editor/Foto Twitter Nayib Bukele


El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, quien dio orden de matar a los pandilleros, dispuso este lunes convertir sus celdas en tumbas de metal, tras un violento fin de semana con al menos 60 asesinatos en dicho país.


“De ahora en adelante, todas las celdas de pandilleros en nuestro país, permanecerán selladas”, anunció el gobernante ante el desafío de las bandas “maras” vinculadas al recrudecimiento de los homicidios en las últimas horas.


“Ya no se podrá ver hacia afuera de la celda”, destacó.


“Esto evitará que puedan comunicarse con señas hacia el pasillo”, agregó junto a imágenes de operarios cubriendo de tapas dee metal las celdas en diversos penales del paìs.


“Estarán adentros, en lo oscuro, con sus amigos de la otra pandilla”, agregó Bukele.

El dato de las 60 muertes lo reporta el sitio El Faro de San Salvador.

El repunte en los homicidios –según dicho sitio– ha significado un quiebre de las estadísticas desde que el Gobierno implementó el estado de emergencia para evitar la propagación del coronavirus a mediados de marzo. Desde el 15 de marzo, las cifras se mantuvieron con promedio de dos homicidios por día. Hubo algunas excepciones, como el martes 14 de abril, cuando las autoridades no registraron ningún homicidio, cita El Faro. 

La nueva orden dictada por Casa Presidencial –agrega dicho medio– es, a la fecha, la más extrema anunciada por el Gobierno, que emula con esta disposición a una orden dada por el último gobierno del FMLN a los policías en enero de 2015.

Hace cinco años –recuerda– luego de que se registrara un inicio de 2015 con un alza en los atentados contra agentes de la Policía, el Gobierno giró instrucciones a los agentes para utilizar la fuerza letal en defensa propia. Como hace ahora el Gobierno de Bukele, el último Gobierno del FMLN también ofreció salvoconductos a los agentes siempre que se comprobará que la utilización de la fuerza letal fue “en cumplimiento del deber”.


Condenan orden de matar


El director para las Américas de la organización Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, calificó la decisión del presidente Nayib Bukele de ordenar a la Policía y Ejército que ejerzan “fuerza letal” como medida contra el incremento de los homicidios como darle “carta blanca” para matar, informa El Diario de Hoy.

“Bukele pretende darle carta blanca a miembros de la fuerza pública para matar. Sus órdenes a la policía y fuerzas armadas contradicen los estándares internacionales”, escribió Vivanco en su cuenta oficial de Twitter.
Vivanco también dijo que el estilo de gobierno de Bukele es autoritario y polarizante, citó dicho diario.