Pidió auxilio por WhatsApp en hotel de cuarentena impuesta por Bukele, no lo ayudaron y lo hallaron muerto

294

Edgar Fonseca, editor/Foto Huber Rosales, El Diario de Hoy, San Salvador

Un visitador médico, aislado en un hotel de la cuarentena impuesta por el presidente Bukele en El Salvador, pasó al menos 10 días con fiebre, pidió ayuda, no se la dieron y apareció muerto, denunciaron sus familiares, destaca este viernes El Diario de Hoy de San Salvador.

El miércoles, a las 4:30 p.m., cuando a Dina le entregaron las pertenencias de su esposo Oscar, ella vio que en el celular de él había un audio a las 12:01 p.m. enviado a un teniente que era el encargado de ese centro de contención por el COVID-19. En el audio “le pedía ayuda, él estaba agitado, estaba cansado. Y uno de los doctores me dijo que lo había encontrado tirado en el suelo a la 1:30 de la tarde”describió la acongojada esposa al diario.

Óscar Antonio Méndez Beltrán fue encontrado muerto en una habitación del hotel Beverly Hills, en la urbanización Madreselva, de Antiguo Cuscatlán, San Salvador, donde estaba en cuarentena desde que regresó de Panamá, de un viaje de trabajo, destaca El Diario de Hoy.

El ingeniero se convirtió en la tercera persona que muere estando bajo el cuidado del ministerio de Salud, mientras cumplía cuarentena.

El gobierno del presidente Bukele solo reconoce dos muertes por la pandemia y 41 casos de contagios en medio de drásticas medidas de restriccón públicas ejecutadas por el ejército.

Óscar –agrega Diario de Hoy– fue a Panamá por asuntos de trabajo, comentó Déborah Méndez, una de las hijas del fallecido, quien reside en Australia. Ella le había prometido que vendría a verlo a finales de este año.

Infección en vías urinarias

“Mi padre tenía una infección en las vías urinarias y ellos no dejaban ingresar las medicinas. Lo dejaron enfermo, en su cuarto, solo. Lo dejaron morir sin atención médica. A mi no me importa la política. Me importa mi papi. Y solo queremos saber que le pasó”, dijo su hija Deborah, según el diario.

Otras dos muertes

Julio Contreras y María Marta Ramos de Cornejo son las otras dos personas que murieron el pasado viernes mientras permanecían en un pabellón del hospital Saldaña, en el cantón Planes de Renderos. Igual que estas dos personas, Óscar murió sólo en su habitación de hotel, a pesar de que oficialmente no estaban infectados de COVID-19, añade el diario salvadoreño.

Tanto Déborah como Dina Gómez, la esposa, afirman que Oscar tenía una infección en las vías urinarias que había contraído mientras cumplía la cuarentena. Eso fue determinado por médicos que le hicieron los chequeos respectivos cuando él comenzó a presentar fiebre.

Ayer, ante la insistencia de familiares de Óscar de saber por qué murió de manera repentina, Salud emitió un comunicado en el que señala como la causa de muerte, una disnea súbita, es decir, que de repente comenzó a tener dificultades para respirar, reseña el medio.

Ver: El Diario de Hoy, San Salvador