No hay tendencia exponencial de contagios, asegura ministro Salas/Ve normales recientes cifras de 150 a 130 casos

1362

Edgar Fonseca, editor/Foto Engin Akyurt, Unsplash.com Pictures

El ministro de Salud, Daniel Salas, no cree que el país enfrente una tendencia exponencial de contagios de covid-19 a pesar del acelerado crecimiento del último mes, de un 66%, en la curva de las infecciones.

Costa Rica pasó de 1.000 casos del virus el 28 de mayo, tras tres meses de alerta sanitaria, a sumar 3.169 casos, 2.169 contagios más, solo en las últimos cuatro semanas.

En solo una semana se registraron mil contagios.

Tras esto jerarcas de la CCSS vaticinan, en tono de emergencia, un eventual colapso del sistema hospitalario, en sus áreas de cuidados críticos, en cuestión de semanas si sigue la veloz propagación de casos.

“Si bien tenemos una Caja Costarricense de Seguro Social que nos ha protegido, no es infalible ante una eventual explosión de casos en pocos días”, alertó desde el domingo el gerente médico CCSS, Mario Ruiz.

No es exponencial

“Hemos tenido un aumento de casos y no ha sido en una tendencia exponencial”, respondió ayer lunes Salas ante consulta de este editor sobre el brusco reciente aumento de infecciones.

“Las cifras de 150, 130, 140 ya es algo como que empezamos a verlas como algo más normal”, admitió.

“Obviamente nos gustaría que esto disminuyera”,reconoció.

Sus respuestas se dieron al ser cuestionado de si la estrategia institucional seguida hasta ahora, el pico reciente de contagios y la posibilidad de correcciones en la reacción y respuesta para contener la curva ascendente que preocupa a autoridades del sector y al país.

Adaptación progresiva

Salas defendió una “adaptación progresiva” de la estrategia a la evolución de la pandemia.

“Conforme vamos conociendo más del virus y también conforme se va haciendo algo que tenemos que aprender a convivir en medio del virus. Esto no puede tampoco prolongar un cierre absoluto de todas las actividades hasta que obviamente el momento que empecemos a percibir que esto está provocando un riesgo muy importante, ya muy cerca ya de materializarse lo que sería un eventual colapso de los servicios de salud”, puntualizó.

“El riesgo no es el colapso. El riesgo es ya algo que está acercándose mucho más, siempre va existir, en medio de la pandemia la cantidad de contagios puede darse de forma simultánea y que si esto agarra velocidad el riesgo va a existir”, ahondó.

Como respuesta, añadió, lanzan todos los operativospara tratar de confinar los casos, de hacer todas las búsquedas posibles.

“Porque muchos de esos casos se están enterando porque estamos buscando también los casos, alrededor de los que han surgido, hemos hecho operativos, hemos hecho estrategias diversificadas de vigilancia para lograr dar con muchos de ellos”, enfatizó.

“Esto es parte de lo que ocurre en una pandemia”, alertó.

“Tenemos que seguir midiéndole el pulso”,sostuvo.

“Han sido ya varios días que no vemos el aumento exponencial en el número de casos”, destacó.

No obstante previno, sobre el llamado de urgencia que hizo el gerente médico CCSS, Mario Ruiz, empieza a haber un aumento en la demanda hospitalaria, no necesariamente en unidades de cuidados intensivos, también en cuidados intermedios o parecidos, o como lo tiene CEACO u otras camas también que están disponibles en todo el sistema hospitalario.

“Estamos siempre haciendo ese seguimiento y viendo a ver que decisión, si hay que tomar una medida focalizada, especifica, avanzada, en otros lugares del país o bien de forma generalizada dependiendo de la situación que se vaya dando”, destacó.

“Es parte de la lectura, el análisis de los datos que hacemos constantemente con los equipos técnicos y también obviamente el conocimiento de los equipos políticos, de los tomadores decisiones, hacemos esa confluencia en esa parte para tomas las decisiones más oportunas para el país”, ratificó.

CEACO ha atendido 70 pacientes

El gerente médico CCSS, Mario Ruiz, destacó que desde el primer momento de la alerta sanitaria hay dispuestas una serie de medidas de contención.

“Es una emergencia muy particular, porque tiene sus picos, sus valles, pero siempre hemos estado en un estado de emergencia”, reaccionó consultado por este editor sobre las medidas de contigencia ante la ola reciente de infecciones.

“Desde el día uno se activó el comité de emergencias institucional, donde se estableció comprar la mayor cantidad o adquirir la mayor cantidad de equipo de protección personal, adquirir la mayor cantidad de pruebas diagnosticas de calidad PCR, tratar de conseguir la mayor cantidad de ventiladores, ampliar la capacidad instalada con el CEACO, que es parte de esta estrategia, ya hoy que estamos llegando a una ocupación de 30 de las 88 camas, aumentamos la capacidad con recurso humano”, amplió.

“En el CEACO han estado internados más de 70 pacientes, los cuales han egresado muy satisfactoriamente en su momento la mayoría”, informó.

“Estos pacientes han estado internado entre 8 y 10 días”, detalló.

Esos periodos equivalen, dijo,a aproximadamente a 700 días cama de pacientes ahí.

¿Reforzar UCIs?

Ante el reciente pico de contagios, reconoció han planteado la necesidad de ampliar la capacidad hospitalaria en los hospitales nacionales, en las UCIs si fuera necesario.

“Lo cual no es lo ideal –dijo– porque las UCIs para pacientes covid, deberían ser UCIs que tengan aislamiento, como las 24 que sí cumplen con esas condiciones”.

“Hemos establecido a lo largo y ancho del país, en todos los hospitales y en las áreas de salud, zonas diferenciadas para atención de pacientes con patología respiratoria”, dijo.

“Cuando uno identifica un paciente covid positivo, eso cumple un proceso. Inclusive algunas veces cuando un paciente es sospechoso de covid y tiene que estar internado, mientras obtenemos el resultado de la prueba, ese paciente se deja en un área de hospitalización, que es completamente diferente al área de hospitalización del resto de paciente que están por otras patologías”, añadió.

“Esta es una emergencia que va durar más tiempo, es una emergencia con la cual tenemos que convivir, pero también es una emergencia en donde tenemos una responsabilidad compartida. Es como si hubiera un paciente que tiene una enfermedad muy complicada, y entre el paciente y la familia tienen que ayudarle para salir adelante”, agregó.

“Aquí el paciente es el país y la familia somos todos nosotros en la sociedad, donde tenemos que buscar la forma de mantener el empleo, la producción, pero también mantener la salud, y para eso tenemos que asegurarnos que todos cumplamos con las reglas básicas, mínimas de seguridad y de salud, que nos van a permitir convivir”, enfatizó.