Edgar Fonseca, editor/Foto El Diario de Hoy, San Salvador

“¿Dictador? Los hubiera fusilado a todos, o algo así, si fuera de verdad un dictador. Salvás mil vidas a cambio de cinco”, ese fue el discurso con el que el presidente Nayib Bukele arremetió esta semana contra los magistrados de la Sala de lo Constitucional tras rechazar en cadena nacional la sentencia que declaró inconstitucional el Decreto Ejecutivo 32, que dispone sobre las fases de reapertura económica, denunció El Diario de Hoy de San Salvador. 

“Pero no, no soy dictador”, prosiguió el mandatario.

A pesar de decir que acatará la orden de la Sala, buena parte del discurso lo usó para cuestionar las sentencias emitidas por el Órgano Judicial y ridiculizar a los magistrados del máximo tribunal, agrega el diario.

CONTINÚA LEYENDO: Reactivación económica avanza en Centroamérica menos en El Salvador

Sus palabras despertaron preocupación y fue catalogado como un discurso de odio por parte de algunos diputados como por dos abogados, quienes destacaron que por la investidura del presidente debería modular sus declaraciones.

Para Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, las declaraciones de Bukele son preocupantes.  “Lo dice al respecto de los magistrados de la Sala Constitucional que han frenado sus atropellos al estado de derecho. Increíble”, manifestó en su cuenta de Twitter, donde retomó un video con la frase del mandatario, cita Diario de Hoy.

Ver: El Diario de Hoy, San Salvador