Edgar Fonseca, editor/Foto El Faro, San Salvador

  • Las pruebas de que el Gobierno de Nayib Bukele está negociando con la Mara Salvatrucha 13 son documentos oficiales del propio Gobierno, denuncian medios salvadoreños

El sitio El Faro de San Salvador asegura que tiene en su poder copias de cientos de reportes del sistema penitenciario que confirman decenas de reuniones secretas entre funcionarios y líderes pandilleros desde junio de 2019 e informes de inteligencia que explican lo pactado en esos encuentros.

Baja en homicidios a cambio de privilegios a capos maras

Los representantes del Ejecutivo y la MS-13 han negociado la reducción de homicidios, beneficios carcelarios y promesas de largo plazo vinculadas al resultado de las elecciones legislativas de 2021, destaca dicho sitio.

El propio Gobierno –a través del sistema penitenciario– ha documentado con gran nivel de detalle algunas de las interioridades de su negociación con esa organización criminal. Las evidencias en poder de El Faro registran los recurrentes ingresos del director general de Centros Penales, Osiris Luna, y del director de la Dirección de Reconstrucción del Tejido Social, Carlos Marroquín, acompañados por hombres encapuchados, para sostener encuentros con los principales cabecillas de la pandilla en Zacatecoluca e Izalco Fase III, añade el informe.

Los registros penitenciarios, firmados y sellados, abundan en nombres de funcionarios y de pandilleros que participaron en los encuentros, horas de ingresos y salidas, apuntes de irregularidades que rayan en lo ilegal, placas de vehículos, detalles sobre la localización de las celdas o de los espacios donde han ocurrido las reuniones. También incluyen informes confidenciales de inteligencia penitenciaria, elaborados por los directores y subdirectores de las cárceles a partir de información proporcionada por reos que colaboran con las autoridades. A esa información, los agentes de inteligencia de esta administración la calificaron de “fidedigna” en memorandos oficiales, consigna El Faro.

Ablandan medidas a maras

Esos documentos –según el referido sitio– dejan registro de lo negociado a lo largo de los meses en visitas a las cárceles, que va desde pequeños beneficios cotidianos iniciales, como permitir en las cárceles de pandillas la venta de Pollo Campero, pizza, pupusas o golosinas; o trasladar a algunos custodios que los pandilleros consideraron muy agresivos; incluyó revertir a mediados de este año la decisión tomada en abril pasado de juntar a miembros de pandillas contrarias en las mismas celdas; y llega hasta la promesa hecha por los funcionarios del Ejecutivo de reblandecer el régimen de máxima seguridad, derogar leyes y dar a los pandilleros “beneficios” en caso de que el Gobierno logre control del poder legislativo tras las elecciones de febrero de 2021.

Fiscal dice que investigarán

El fiscal general de la república, Raúl Melara, anunció ayer que investigará las negociaciones entre el Gobierno de Nayib Bukele y la Mara Salvatrucha (MS-13) para reducir homicidios y favores electorales a cambio de privilegios, según lo estableció el periódico digital El Faro, informa este sábado 5 de setiembre el diario Prensa Gráfica de San Salvador.

“Si nosotros descubrimos legalmente, y tras las investigaciones que haga la Fiscalía, que hay personas que están aprovechando para negociar con pandilleros, los vamos a procesar, no importa quién sea”, dijo Melara ayer en una breve intervención televisiva.

Sin embargo, el fiscal general tildó de “rumores” la publicación del medio digital, que logró documentar con los libros de novedades y reportes de inteligencia penitenciaria que desde hace un año han existido reuniones entre funcionarios del Ejecutivo con jefes de pandillas recluidos en algunos centros penitenciarios, añade Prensa Gráfica.

Ver: El Faro, San Salvador