Especial diario La Tercera, Santiago de Chile

El 4 de septiembre de 1970 Salvador Allende triunfó en las elecciones presidenciales y dos meses después el Congreso lo ratificó como Presidente de Chile. Al cumplirse 50 años, historiadores y estudiosos del gobierno de la Unidad Popular afirman que esas elecciones cambiaron el devenir histórico y político de Chile como ningún otro comicio del siglo XX.

En un Chile con 8 millones de habitantes, donde todo se hacía por medios análogos, los comandos fueron siguiendo las elecciones a pulso vía telefónica, con papel y lápiz. Con escasez de apoderados de mesa en el bando alessandrista, la mesura de la DC y el entusiasmo a tope de la UP, ese día hubo tanquetas policiales en La Moneda al anochecer y unos resultados estrechísimos que mantuvieron a las candidaturas en vilo, reseña el diario.

Con un proyecto de profundas transformaciones sociales, Salvador Allende alcanzó la presidencia del país en 1970. Era su cuarta postulación y su triunfo condensaba décadas de esfuerzos de los sectores de izquierda. De ahí la algarabía que generó, pero fue una alegría breve: en tres año saldrían del gobierno por la fuerza y, tras vivir la persecución y el exilio, se verían obligados a deponer los sueños revolucionarios y trabajar por el retorno de la democracia, destaca La Tercera. 

Ver especial: diario La Tercera, Santiago, Chile