Edgar Fonseca, editor

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este miércoles un nuevo paquete de sanciones contra el gobierno de Cuba con el objetivo de presionar tanto a los funcionarios de la isla como a las empresas extranjeras que mantienen relaciones comerciales con el país, estaca el sitio oficial norteamericano VOA.

El ejecutivo estadounidense impuso nuevas sanciones a Cuba con el objetivo de presionar al gobierno de la isla, liderado por Miguel Díaz-Canel.

Prohibido hospedarse en hoteles del gobierno

Una de las medidas, según dio a conocer el propio presidente Trump, pasa por impedir que los visitantes estadounidenses se hospeden en propiedades del gobierno cubano, consigna VOA.

“Hoy, como parte de nuestra continua lucha contra la opresión comunista, anuncio que el departamento del Tesoro prohibirá a los viajeros estadounidenses alojarse en propiedades del gobierno cubano”, manifestó el mandatario durante una intervención desde la Casa Blanca.

En un comunicado, el secretario del departamento del Tesoro, Steve Mnuchin, acusó al “régimen cubano” de haber estado “apropiándose” de los réditos obtenidos del turismo estadounidense para “su propio beneficio”.

“Esta administración tiene la determinación de impedir que el opresivo régimen cubano tenga acceso a beneficios empleados para financiar sus malignas actividades, tanto en casa como en el extranjero”, señaló Mnuchin.

Ni alcohol ni tabaco

De la misma manera, el ejecutivo de Trump restringirá las importaciones de alcohol y tabaco producido y comercializado dentro de la isla, una medida aún más restrictiva que lo que se estaba haciendo hasta ahora.

“También estamos restringiendo aún más la importación de alcohol y tabaco cubano”, dijo al respecto, según el referido sitio.

El presidente escogió este día para el anuncio aprovechando un evento conmemorativo por los 40 años del Mariel, el gran éxodo masivo que acabó trayendo 120.000 cubanos de la isla a las costas de Florida.

Al mismo tiempo, también sirvió como homenaje a los veteranos de Bahía de Cochinos, con un acto en el que también participaron algunos miembros republicanos del Congreso como Mario Díaz Balart, Alex Mooney o Anthony González.

Los dólares son para el pueblo cubano, no para el régimen”

Trump indicó que la decisión de imponer nuevas sanciones se ha tomado para asegurar que el dinero de los visitantes estadounidenses no va a ir a parar al gobierno cubano, con el presidente Miguel Díaz-Canel al frente, añadió VOA.

“Estas acciones permitirán que los dólares estadounidenses no financien al régimen cubano y vayan directamente al pueblo de Cuba”, dijo el mandatario durante su intervención desde la Casa Blanca.

Desde que Trump asumió el poder en 2017, su política se ha desmarcado completamente de Barack Obama, su antecesor, y ha endurecido las políticas respecto a Cuba como una fórmula de presión para conseguir “la democracia” en el país.

Ver: VOA