PuroPeriodismo/Washington D.C./Foto AP, CBS News

El Congreso de EE.UU. certificó la elección del presidente electo Joseph R. Biden Jr. la madrugada de este jueves, horas después de que los leales instados por el presidente Trump irrumpieran y ocuparan el Capitolio, interrumpiendo el conteo electoral final en una impactante muestra de violencia que sacudió el núcleo de la democracia estadounidense, destaca The New York Times.

La certificación de Biden se dio poco antes de las 4 a.m., confirma el diario.

Los disturbios, sin precedentes en la historia estadounidense, dejaron al menos 4 muertes, entre ellas una exoficial veterana de la Fuerza Aérea, partidaria de Trump, muerta de un disparo en el pecho en uno de los pasillos del congreso.

Lideres de todo el mundo reaccionaron horrorizados ante los acontecimientos en el congreso norteamericano.

El Kremlin no emitió ninguna reacción.

Costa Rica condenó el estallido de violencia en la capital estadounidense y confió en la institucionalidad de su sistema democrático.

Especial PuroPeriodismo: Joe Biden Is Certified as the 46th President of the United States, The New York Times

Trump promete transición ordenada

Trump, quien pasó meses avivando la ira de sus partidarios con afirmaciones falsas de que las elecciones fueron robadas y que se negó a condenar las violentas protestas del miércoles, dijo la madrugada del jueves que habría una transición presidencial ordenada este mes.

“Aunque estoy totalmente en desacuerdo con el resultado de las elecciones y los hechos me confirman, sin embargo, habrá una transición ordenada el 20 de enero”, dijo en un comunicado, según el Times.

La declaración, que tuvo que ser emitida a través de sustitutos desde que se suspendió la cuenta de Twitter de Trump, se produjo momentos después de que el vicepresidente Mike Pence afirmara a Biden como el ganador de las elecciones presidenciales poco antes de las 4 a.m. después de que se contabilizaran los votos electorales finales en una sesión conjunta del Congreso, agrega el stio.

Mundo horrorizado

No hubo paralelo en la historia moderna de Estados Unidos, con insurgentes actuando en nombre del presidente destrozando la oficina de la presidenta Nancy Pelosi, rompiendo ventanas, saqueando arte y tomando brevemente el control de la cámara del Senado, donde se turnaron para posar para fotografías con los puños en alto en el estrado donde Pence acababa de presidir.

Biden, hablando mientras las escenas de destrucción en los pasillos del Congreso dejaban horrorizados a los legisladores de ambos partidos, culpó a Trump de fomentar la insurrección.

“En el mejor de los casos, las palabras de un presidente pueden inspirar. En el peor de los casos, pueden incitar ”, dijo Biden.

Los aliados de todo el mundo, acostumbrados al caos que ha marcado el mandato de Trump, lucharon por encontrar palabras para describir lo que estaban presenciando.

“Estas fotos me enfadaron y me entristecieron”, dijo la canciller Angela Merkel de Alemania.

En Rusia, por el contrario, la violencia encaja perfectamente en la narrativa del Kremlin de una democracia estadounidense en ruinas. El Kremlin no emitió ningún comentario oficial, pero la televisión estatal ofreció una amplia cobertura nocturna del ataque al Capitolio, con imágenes de la violencia ambientadas con música orquestal dramática.