Edgar Fonseca, editor/Foto Museo Nacional

EE.UU. y Costa Rica anunciaron este viernes esfuerzos conjuntos contra el tráfico de piezas arqueológicas nacionales que hoy son vendidas libremente en el mercado norteamericano.

Mediante un memorando de entendimiento se creará una lista para la detección del tráfico de material arqueológico que incluye piezas hechas en jade, oro, piedra, hueso, resina y concha, anunció la embajada de EE.UU. en San José.

Las gestiones de Costa Rica ante el gobierno estadounidense arrancaron en diciembre 2019 para formalizar, al amparo de la restricciones del artículo 9 de la convención de la UNESCO, que prohibe el tráfico de propiedad cultural, la cooperación de las autoridades de dicho país y frenar la importación de piezas arqueológicas locales.

La gestión fue publicada en el Registro Federal el 3 de marzo 2020.

Firma de memorando

Con la firma de un memorando de entendimiento bilateral, ambos países se comprometen a salvaguardar material arqueológico del período precolombino que va desde el año 12.000 antes de Cristo hasta el establecimiento de la cultura hispánica en Costa Rica (año 1.550 después de Cristo), enfatizó un comunicado de la legación norteamericana.

Gracias a esa lista, ahora será más fácil proteger pues las fuerzas policiales y las instituciones culturales podrán identificar y devolver esa heredad hacia Costa Rica, destacó el reporte.

Según el acuerdo, Costa Rica se compromete a compartir con Estados Unidos información sobre excavaciones no autorizadas, robos de bienes culturales, tráfico de bienes culturales y otras amenazas que ponen en riesgo su patrimonio cultural.

Estados Unidos apoyará con asistencia técnica a Costa Rica en el marco de los programas públicos y privados disponibles. 

Combatir el tráfico

La embajadora Sharon Day ratificó el compromiso de su país de combatir el tráfico de piezas precolombinas.

“Estados Unidos respeta la historia y cultura de Costa Rica, un patrimonio invaluable que lamentablemente los criminales buscan explotar para obtener ganancias, situación que continúa en la actualidad con piezas que son traficadas hacia Estados Unidos y alrededor del mundo”, afirmó.

“Nuestro compromiso es combatir el tráfico de la propiedad cultural y proteger esa herencia”, puntualizó.

El sitio artemisgallery.com es uno que tiene a la venta piezas arqueológicas de Costa Rica.

Sitios destruidos por ganancias financieras

La Secretaria Adjunta para Asuntos Educativos y Culturales de Estados Unidos, Marie Royce, también resaltó el convenio.

“Es un testamento a nuestro compromiso conjunto para proteger la herencia cultural de Costa Rica”, dijo Royce.

“Sitios patrimoniales que tienen cientos y miles de años y que son un registro de las civilizaciones a lo largo del tiempo, son rápidamente destruidos a fin de obtener ganancias financieras”, censuró. 

“El resultado –ahondó– es la pérdida irreparable de información histórica y, en última instancia, de memoria. Estados Unidos ha sido firme en su compromiso de luchar contra el tráfico de la propiedad cultural”.

Se informó que el memorando de entendimiento permitirá incrementar los intercambios científicos, culturales y educativos entre Costa Rica y Estados Unidos.

El Ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Solano Quirós, destacó los sólidos lazos bilaterales.

“Es una expresión más de los sólidos lazos de amistad y de colaboración entre ambos países, a la vez que ilustra los esfuerzos para la protección del patrimonio cultural, histórico y arqueológico de Costa Rica”, añadió Solano. 

Hoy se abre por lo tanto un capítulo, con la obligación que nos corresponde asumir, por medio del fortalecimiento de la cooperación bilateral para la salvaguarda del patrimonio arqueológico para las presentes y futuras generaciones”, agregó el canciller Solano.

Protección e intercambio

La embajada destacó que la firma del memorando coloca a ambos países en una nueva senda para proteger y regresar a los costarricenses piezas que les pertenecen, para que todas las generaciones les rindan honores. 

El acuerdo permitirá también el intercambio de materiales arqueológicos con fines culturales, educativos y científicos, como préstamos de largo plazo de esos materiales para promover la apreciación pública generalizada y el acceso a la rica herencia cultural costarricense, citó la embajada.

Dicho memorando de entendimiento tiene una vigencia de cinco años, periodo prorrogable por mutuo acuerdo de ambos países, sujeto a la revisión de su eficacia antes del vencimiento del periodo de cinco años.

————————————————————————————————————————————————–País no es la excepción

El saqueo de sitios arqueológicos y el posterior tráfico ilícito (venta y compra) de sus bienes es un hecho que se da en todos los países de América Latina, y Costa Rica no es la excepción, destaca el sitio del Museo Nacional.

Sin embargo –agrega– el Museo Nacional de Costa Rica, desde su ámbito de acción ha tomado medidas e implementado normas y procedimientos que sirven de base para prevenir que se cometa este delito y capacitar a los entes gubernamentales y a la población civil en la responsabilidad ciudadana de velar por la herencia cultural que se nos legó.

El Museo Nacional, destaca, ha llevado a cabo una ardua labor durante los últimos 35 años incrementando la ejecución del rescate en sitios arqueológicos, en los aeropuertos y diversas áreas del país, así como construyendo capacidades para unir esfuerzos con la comunidad civil y prevenir el saqueo indiscriminado y el consiguiente comercio de objetos precolombinos.