La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprobó este viernes la comercialización de la vacuna contra la covid más polémica hasta la fecha en el continente, la desarrollada por la Universidad Oxford y la farmacéutica británico-sueca AstraZeneca. Se trata de la tercera vacuna con la que cuentan España y el resto de países de la Unión Europea, después de las de Pfizer/BioNTech y Moderna, aprobadas a final de 2020 y principios de enero, respectivamente, informa el sitio Nius de Madrid.

El comité de medicamentos humanos (CHMP) de la EMA ha evaluado minuciosamente los datos sobre la calidad, seguridad y eficacia de la vacuna y ha recomendado por consenso que la Comisión Europea conceda una autorización de comercialización condicional formal . Esto garantizará a los ciudadanos de la UE que la vacuna cumple las normas de la UE y establece las salvaguardias, los controles y las obligaciones que sustentan las campañas de vacunación en toda la UE, agrega dicho sitio.

“Con esta tercera opinión positiva, hemos ampliado aún más el arsenal de vacunas disponibles para los estados miembros de la UE para combatir la pandemia y proteger a sus ciudadanos”, dijo Emer Cooke, Director Ejecutivo de EMA. “Como en casos anteriores, el CHMP ha evaluado rigurosamente esta vacuna y la base científica de nuestro trabajo respalda nuestro firme compromiso de salvaguardar la salud de los ciudadanos de la UE”, según Nius.

En cuanto a eficacia, la de Pfizer y Moderna alcanzan un 95% y un 94,1%, respectivamente, mientras que la EMA sitúa la de AstraZeneca en un 59,5% en los ensayos clínicos. 

Sin limitación por edades

El visto bueno de la EMA viene sin limitación de edad. Esta misma semana surgieron las dudas sobre la aplicación de esta vacuna en mayores de 65 años y fueron formulados inicialmente desde Alemania, cuyo comité de vacunas excluyó este jueves la vacunación de esta franja de edad con dosis de AstraZeneca. El problema es estadístico, por la falta de calidad apreciada en Europa de los resultados de fase 3 de esta compañía, cuya solución se utiliza sin incidencias en ancianos de Reino Unido o Israel. De hecho, la EMA destaca que la mayoría de los participantes en los ensayos clínicos “tenían entre 18 y 55 años. Aún no hay suficientes resultados en participantes más mayores”, añade el sitio madrileño.

.