PuroPeriodismo/Washington D.C./Foto NPR News

Manifestantes leales al presidente Trump irrumpieron hoy en el Capitolio , deteniendo el conteo de los votos electorales del Congreso para confirmar la victoria del presidente electo Joseph R. Biden Jr. y la policía evacuó a los legisladores del edificio en una escena de violencia, caos y disturbios que sacudió el núcleo de la democracia estadounidense, destaca The New York Times.

Alrededor de las 2:15 p. M., mientras la Cámara y el Senado debatían una medida de una facción de republicanos para anular los resultados de las elecciones, la seguridad sacó rápidamente al vicepresidente Mike Pence de la cámara del Senado y el edificio del Capitolio fue cerrado después de que manifestantes enojados a favor de Trump. sobrepasó barricadas y fuerzas del orden hacia las cámaras legislativas, agrega el diario neoyorquino.

Durante un tiempo, los senadores y miembros de la Cámara estuvieron encerrados en sus respectivas cámaras. Las imágenes publicadas en las redes sociales mostraban escenas de simpatizantes que peleaban violentamente con la policía cuando al menos un manifestante subía a la tribuna de la cámara de la Cámara para declarar su apoyo a Trump, amplía el Times.

Especial PuroPeriodismo.com: Pence and Lawmakers Evacuate as Trump Supporters Storm Capitol, Halting Count of Electoral Votes, The New York Times

Esto es lo que buscaban

“Esto es lo que obtuvieron”, gritó el senador Mitt Romney, republicano de Utah, mientras se desarrollaba el caos en la cámara del Senado, aparentemente dirigiéndose a sus colegas que encabezaban la acusación para presionar las falsas afirmaciones de Trump sobre una elección robada.

“Esto es lo que el presidente ha causado hoy, esta insurrección”, dijo Romney furiosamente más tarde. Los disturbios llevaron a la alcaldesa Muriel Bowser de Washington a declarar un toque de queda en toda la ciudad a partir de las 6 p.m. Miércoles por la noche hasta las 6 a.m. del jueves por la mañana.

El Ejército está activando a toda la Guardia Nacional del Distrito de Columbia, 1.100 soldados, en respuesta a una solicitud del alcalde Muriel Bowser de Washington, dijo el miércoles un funcionario del Ejército.

Después de exhortar a sus partidarios a ir al Capitolio para registrar su descontento el miércoles por la mañana, Trump intentó más tarde en el día de reprimir la violencia: “Por favor, apoyen a nuestra Policía del Capitolio y las fuerzas del orden”, escribió en Twitter. “Realmente están del lado de nuestro país. ¡Quédate tranquilo! ”

A medida que se intensificaron los enfrentamientos, no mencionó las elecciones y no pidió a sus partidarios que se dispersaran. En cambio, tuiteó: “Pido que todos en el Capitolio de los Estados Unidos permanezcan en paz. ¡Sin violencia! Recuerde, NOSOTROS somos el Partido de la Ley y el Orden: respete la Ley y nuestros grandes hombres y mujeres de Azul “, detalla el diario neoyorquino.

El extraordinario día en Washington puso al descubierto profundas divisiones tanto entre los dos partidos como dentro de las filas republicanas, cuando el recuento ceremonial de los votos electorales que se desarrolla cada cuatro años en el Congreso se convirtió en un espectáculo explosivo, con Trump avivando los disturbios. Los legisladores demócratas dijeron que la Policía del Capitolio les había ordenado que se cubrieran en el suelo y se prepararan para usar máscaras antigás después de que se dispersaran gases lacrimógenos en la Rotonda del Capitolio. La policía sacó armas cuando los manifestantes forzaron la entrada a la Cámara de la Cámara el miércoles.

Al otro lado del Capitolio, el representante Steve Cohen, demócrata de Tennessee, gritó a los republicanos en el piso de la Cámara: “Llamen a Trump, díganle que retire a sus guardias revolucionarios”, agrega la versión de dicho sitio.