Edgar Fonseca, editor/Foto PLN

El expresidente José María Figueres, (1994-1998), inscribió este jueves su precandidatura presidencial en el PLN, con miras a los comicios de febrero 2022, y abogó por la unión y no la confrontación en un partido atrapado por divisiones entre sus principales líderes, entre ellos Oscar Arias y Laura Chinchilla.

Su discurso estuvo matizado por momentos de lagrimas al recordar figuras destacadas del PLN que recién fallecieron en medio de la pandemia de la covid-19: los economistas Bernal Jiménez y Francisco de Paula Gutiérrez, y el alcalde de Dota, Leonardo Chacón. También tuvo lágrimas al referirse a su nieto.

Figueres intenta amarrar la candidatura PLN tras su fallida pretensión para las elecciones 2018 en que perdió la disputa ante el excandidato Antonio Álvarez.

El exmandatario trata de encabezar a Liberación Nacional pese a que tanto el expresidente Arias como la expresidenta Chinchilla dudan de sus posibilidades en febrero próximo.

“Uno de los expresidentes, don José María Figueres, es precisamente precandidato, y lo que yo le digo es que a él los números no le dan para ganar una elección”, afirmó Arias en La Nación el 20 de febrero.

“Las encuestas demuestran que Liberación es un partido mucho más pequeño que lo que fue en el pasado”, agregó el dos veces expresidente y Premio Nobel de la Paz, quien lanzó intempestivamente, y sin éxito, la candidatura de consenso de la economista Rebeca Grynspan quien fue vicepresidenta durante la administración Figueres Olsen.

Grynspan, quien ocupa el cargo secretaria general de la Secretaría General Iberoamericana, declinó el ofrecimiento de Arias. 

Figueres desatendió el llamado de Arias y pretende hacer retornar el PLN al poder tras dos fracasos electorales consecutivos con Alvarez, 2018, y con Johnny Araya, 2014.

Con su precandidatura, el exgobernante intenta también dejar atrás la polémica que lo siguió desde el 2004 tras el denominado escándalo caso Alcatel.

Esto dijo Figueres sobre dicha controversia en una entrevista divulgada por el diario La República el siete de abril 2016.

“Primero tengo que decir que hay que distinguir entre los mitos y las realidades en este caso.
Mito: José María Figueres huyó del país. Realidad: José María Figueres se fue al Foro Económico Mundial a trabajar en 2000, mientras que el caso Alcatel reventó en octubre de 2004, después de seis años de que yo dejé el Gobierno.
Mito: José María Figueres se escondió en Suiza. Realidad: De 2000 a 2004 trabajé en Suiza, de 2004 a 2009 en España y de 2009 a 2012 entre Londres y Nueva York. No me estaba escondiendo.
Mito: José María Figueres se esperó diez años para regresar, para que prescribiera el caso. Realidad: no puede prescribir lo que no existe.
Mito: José María Figueres se robó esa plata. Realidad: Se trató de un trabajo de asesoría, para el cual estaba calificado”.

Unión, no confrontación

“Escojo el ponernos de acuerdo, escojo la unión y no la confrontación, para que juntos logremos dos grandes saltos a la salida de esta crisis, como lo hemos hecho”, dijo Figueres este jueves al confirmar su inscripción en el Balcón Verde.

Resaltó su clara visión del mundo y del futuro para “construir un sólido puente, a través del cual podamos transitar seguros la familia costarricense”

“Por él debemos transitar todos, que este partido vuelva a ser el partido que fue, de los agricultores, cooperativas, sindicatos, asociaciones, empleado público, empresario, emprendedor, de la mujer y del joven costarricense, que han sigo golpeados por la crisis y a quienes nos debemos”, enfatizó.

“La estrella que ha de guiarnos nuevamente es el el mayor bienestar para el mayor número”, aseveró.

“Hoy es un día importante en mi vida y la de mi familia, porque hoy pongo en consideración mi nombre para la candidatura del Partido Liberación Nacional por la Presidencia de Costa Rica”, citó antes de la cita en el Balcón Verde.

“Con humildad y respeto, con ilusión y optimismo, estoy convencido que el futuro exige capacidad y experiencia”, dijo.

“Debemos superar los desafíos que enfrentamos en medio de esta crisis sanitaria y económica, tanto personal cómo nacional”, añadió.

“Por esta razón, verán un giro y un cambio de algunos contenidos hacia el análisis de los retos nacionales, y hacia las oportunidades que se nos abren en el mundo de hoy para solucionarlos”, destacó.

“Propongo que dejemos atrás las divisiones, y trabajemos juntos para transformar nuestro país”, insistió.