PuroPeriodismo/Foto 14ymedio, La Habana

Nonagenario y con un país en ruinas, Raúl Castro confirmó ayer viernes la entrega a su sucesor de la dirección del Partido Comunista de Cuba, tras cumplir los dos períodos reglamentarios que él mismo impuso para los cargos de alto nivel, destaca el sitio independiente 14ymedio desde La Habana.

El primer secretario del PCC anunció su retiro durante la presentación del informe central al Octavo Congreso del partido único, que se abrió en La Habana ayer y terminará el próximo lunes.

El escenario más sombrío

Con la crisis económica más profunda del último cuarto de siglo, la insatisfacción popular creciente y la decisión de Washington de mantener por el momento las sanciones adoptadas por la Administración de Trump, el general nunca hubiera podido proyectar escenario más sombrío en el momento de presentar su balance, resalta el sitio.

No dijo específicamente a quién respaldará como su sucesor en la jefatura del Partido, pero dejó entrever que será a Miguel Díaz-Canel, a quien designó como sucesor en la presidencia en 2018, agrega el medio habanero.

Según recoge la prensa oficial, “el General de Ejército dijo que tiene la satisfacción de que entrega la dirección del país a un grupo de dirigentes preparados, curtidos por décadas de experiencia en su tránsito desde la base hasta altas responsabilidades, comprometidos con la ética de la Revolución, identificados con la historia y cultura de la nación, llenos de pasión y espíritu antimperialista, y sabedores de que representan la continuidad de la Revolución”.

Especial PuroPeriodismo: Raúl Castro entrega la dirección del PCC a “los que representan la continuidad de la Revolución”, 14ymedio, La Habana