Edgar Fonseca, editor

Carlos Cascante Duarte, alcalde de Tibás, de 57 años, falleció este domingo, en cuidados intensivos del hospital México, quince días después de haber confirmado que había dado positivo al virus covid-19.

Su deceso generó hondas reacciones en círculos políticos y cercanos a dicho funcionario.

“Me falta un poco el aire, me tienen oxigenación, pareciera que ya vienen estabilizándola”, dijo Cascante el 5 de mayo en un video Facebook en que confirmó que estaba hospitalizado y había dado positivo al contagio.

El 1º de mayo había dado a conocer los síntomas que padecía.

El Régimen Municipal se encuentra sumamente dolido por la pérdida de otro alcalde más, el señor Carlos Cascante Duarte, producto del Covid-19, aseveró un pronunciamiento de la Asociación Nacional de Alcaldías e Intendencias (ANAI) que presionó para que la vacunación contra la covid-19 se extienda a los funcionarios municipales.

“Como alcaldes, alcaldesas, intendentes e intendentas, hemos estado alzando la voz, le hemos dicho constantemente al presidente de la República y al Ministro de Salud que es hora de que tomen en cuenta a todos los funcionarios del régimen municipal  en la vacunación ya que nosotros estamos en la primera línea de atención”, puntualizó Horacio Alvarado, alcalde de Belén y presidente en ejercicio de ANAI.

“Después de la Comisión Nacional de Emergencias a nivel nacional, el segundo a bordo es cada alcalde, alcaldesa, intendente e intendenta el que debe asumir la responsabilidad de la Comisión de Emergencias Local”, afirmó.

“Los alcaldes verifican la distribución de alimentos que brinda tanto la CNE como las propias municipalidades y atendemos a la población de forma presencial constantemente”, añadió Alvarado.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) lamentó su fallecimiento en un tuit a la 1:10 p.m.

Dura noticia

“Dura noticia la partida de nuestro querido alcalde Carlos Cascante”, destacó el precandidato PLN, Carlos Ricardo Benavides.

“Exviceministro de Ciencia, llegó a reformar profundamente la administración municipal de Tibás. Hombre querido, afable y funcionario comprometido”, agregó Benavides en un tuit a la 1:32 p.m. “Que en paz descanse. Dios dé fuerzas a su familia”, añadió.

“Me uno al dolor que embarga a su familia, al pueblo de Tibás, al régimen municipal, a Liberación Nacional y al país en general, ante el lamentable fallecimiento del Alcalde, Carlos Cascante”, reaccionó el también precandidato Roberto Thompson Chacón.

“Un gran ser humano y un funcionario probo y comprometido. Descansa en paz querido amigo!”, agregó en un tuit a las 12:45 p.m.

Esto es real, es grave, está empeorando

“Triste la noticia de la muerte de Carlos Cascante, Alcalde de Tibás y ex-viceministro de Ciencia y Tecnología”, afirmó el exministro de Educación Leonardo Garnier.

“Entendamos: esto es real, es grave y está empeorando, urge que reaccionemos como sociedad”, enfatizó.

Se trata del segundo alcalde PLN que fallece como consecuencia de la pandemia.

El 21 de marzo falleció Leonardo Chacón, alcalde de Dota.

En ese fin de semana también fallecieron el exministro de Hacienda y expresidente del Banco Central, Francisco de Paula Gutiérrez y el también expresidente del BCCR y expresidente PLN, Bernal Jiménez.

El deceso del alcalde tibaseño trascendió en momentos en que el país registra cifras tope de casos de contagios, hospitalizaciones y muertes por la pandemia.

La ola pandémica por la que atraviesa el país se prolongaría al menos durante junio y julio hasta estabilizarse y empezar a descender, egún laspeoyecciones de la UCR, ehtre agosto y setiembre.

Para fines de mayo, en un escenario realista, se proyectan 2.800 contagios diarios, advirtió el más reciente informe del Centro Centroamericano de Población UCR.

Tres escenarios, proyección a dos meses

Escenario optimista

Si en un escenario optimista el país reanuda la rápida reducción de la tasa de contagio y en diez días alcanza el deseado umbral de R=1, hacia el 21 de mayo Costa Rica llegaría al pico máximo de la presente ola pandémica con un promedio diario de cerca de 2.600 diagnósticos de casos nuevos, cita el reporte UCR.

Escenario realista

Un escenario más realista o neutro –según dicho estudio– supone que el umbral de R=1 se alcanzará en 20 días, es decir que la caída de la tasa R será algo más lenta o con algún retroceso como el de días recientes.  En este escenario, Costa Rica llegaría a un pico máximo de la curva de 2.800 casos diarios hacia el 31 de mayo.

Escenario pesimista

En un escenario pesimista de que el país demore un mes en llegar a R=1, el pico máximo de la curva estaría en alrededor de 3.100 casos diarios, hacia el 10 de junio, consigna el análisis. 

Estos escenarios de proyección son dramáticamente menos graves que los de semanas recientes cuando existía la posibilidad de que el país llegue incluso a cerca de 10.000 casos diarios, resaltan los expertos UCR. 

Conviene notar que la llegada al pico epidémico es un momento de, al mismo tiempo, celebración y extrema precaución.  Es el momento a partir del cual la situación empezará a mejorar, pero es también el momento de máximo peligro en el que la circulación del virus está al tope.