Edgar Fonseca, editor

El pico de contagios de covid-19 forzó al gobierno a suspender el curso lectivo a partir del 24 de mayo. Las clases retornarán el 12 de julio tras las vacaciones de medio, periodo, confirmó hoy la ministra de Educación, Giselle Cruz.

El ministro de Salud, Daniel Salas, sostuvo que el número de casos en escuelas y colegios es muy bajo pero que la decisión de suspender el curso se basa en la necesidad de bajar la movilidad de personas.

La suspensión es tanto presencial como virtual.

“Más de 400 mil estudiantes no tienen posibilidades de conectividad en sus hogares, a pesar de los esfuerzos que como Ministerio hemos hecho”, lamentó la jerarca.

El gobierno dejó al sector privado educativo adoptar sus propias decisiones.

“Estamos en una situación complicada en el país con aumento de contagios, sabemos que estamos, como dicen los especialistas, en el pico más alto, y esta decisión nos lleva a nosotros a hacer esta reorganización del curso lectivo. ¿Qué significa? Hacer una interrupción a partir del 24 de mayo y volvemos el 12 de julio”, ratificó Cruz tras una decisión que se dio en el marco de fuerte presión de gremios y una amenaza de paro nacional el miércoles.

“Hemos decidido en el Ministerio de Educación Pública, después de mucho análisis y con el acompañamiento del señor presidente de la República y otros jerarcas, hemos hecho una propuesta y se toma la determinación de hacer una reorganización del curso lectivo 2021”, enfatizó.

“Una situación inédita requiere medidas inéditas”, admitió.

El curso se retornará el 12 de julio tras vacaciones y se prolongará hasta el 21 de enero 2022.

Habrá un receso de Navidad y Fin de Año del 23 de diciembre al 2 de enero 2022.

Según el MEP, los casos de contagios covid-19 alcanzaron 494 escuelas y colegios hasta la última semana para un 11% de los 4.465 centros en todo el país.

Se informó de 501 contagios de docentes y administrativos, 71 personal de apoyo y 378 estudiantes.