PuroPeriodismo/Foto diario La Prensa, Managua

La precandidata presidencial independiente, Cristiana Chamorro Barrios, fue inhibida de facto para participar en las votaciones generales de noviembre, tras una acusación hecha la noche de este primero de junio por la Fiscalía General de la República, controlada por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, informa el sitio Confidencial de Managua.

La Fiscalía acusó formalmente a la aspirante presidencial por “los delitos de gestión abusiva y falsedad ideológica, ambos en concurso real con lavado de dinero, bienes y activos”, tras dos semanas de supuesta investigación contra la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, por la que además mantiene retenidos ilegalmente al exfinanciero Walter Gómez y el excontador Marcos Fletes.

En su acusación, la Fiscalía solicitó la inhibición de Cristiana Chamorro en el proceso electoral, al asegurar que “no estar en pleno goce de sus derechos civiles y políticos, por encontrarse en un proceso penal”, agrega el sitio.

Además, solicitó su retención migratoria, le prohíbe concurrir a “determinadas reuniones y lugares”, e incluso comunicarse con personas vinculadas a los hechos investigados, “para evitar que evadan el proceso investigativo llevado en su contra”.

Especial PuroPeriodismo/Confidencial, Managua