Edgar Fonseca, editor

Un total de 78 personas del área de salud Área de Salud de Oreamuno, Pacayas, Tierra Blanca, Cartago, fueron vacunadas contra la covid-19 con dosis mezcladas por error con un suero diferente al recomendado por la casa fabricante, confirmó la CCSS este viernes

Por esa razón las personas fueron contactadas para ofrecerles una dosis de refuerzo.

La entidad informó que según el procedimiento regular la vacuna es disuelta en agua estéril con un porcentaje muy pequeño de sal (suero salino) y el error de procedimiento consistió en aplicarla en dosis disueltas en agua estéril con un porcentaje muy pequeño de azúcar (suero glucosado), el cual no produce daño para la salud. 

El equipo técnico analizó la situación y estimó conveniente ofrecer a los usuarios una dosis de refuerzo vacunal dado que el cambio en la disolución de la vacuna pudo reducir su efecto, añadieron. 

Contactos, disculpas

Se informó que esta semana cada una de dichas personas fue contactada para ofrecerles las disculpas respectivas, entregarles la información como parte de una consulta telefónica, explicarles la recomendación de los especialistas y, si consentían vacunarse con una dosis de refuerzo de la misma casa farmacéutica de la cual recibieron las primeras dosis, se programaba la cita. 

A este viernes la gestión del área de salud corroboró: setenta personas aceptaron la nueva dosis -de ellas 47 ya fueron puestas y 23 tienen aplicación agendada- siete personas van a tomarse unos días para tomar la decisión y otra se reportó como recientemente fallecido por causas distintas a la covid-19.   

“Es importante decirle a los vecinos que ya todas las personas a las cuales se les recomendó el refuerzo fueron contactadas, por lo tanto, si usted es del área de salud y no fue contactada, es porque su vacuna fue adecuadamente puesta” afirma el doctor Randall Asenjo Rockbrand, director del área de salud. 

Controles y funcionarios comprometidos con la salud. 

la CCSS sostuvo que este tipo de situaciones son comunes en programas masivos de vacunación y se llaman incidentes programáticos. En su mayoría estos incidentes ocurren sin afectación directa sobre la salud de los usuarios; sin embargo, los casos deben analizarse rigurosamente a la luz de la evidencia científica para garantizar la efectividad de las vacunas aplicadas. 

La persona que detectó el cambio en el líquido de disolución informó inmediatamente a sus superiores. El funcionario explicó lo ocurrido con transparencia, sinceridad y con alto sentido ético de preocupación por las personas que habían recibido la vacuna en condiciones distintas a las recomendadas, añadió el reporte oficial. 

Consignó que el error en el procedimiento de preparación de la vacuna derivó en una investigación administrativa que está en curso y cuyo análisis incluyó todo el proceso de vacunación en el área de salud que va desde la preparación de los insumos hasta el momento en que se aplica.  

Según la Gerencia Médica el error de procedimiento se corrigió de inmediato y reforzaron las medidas de capacitación y de acción necesarias en todos los puntos de control posibles durante la preparación y aplicación para reducir el riesgo de que un caso similar vuelva a repetirse en esta área de salud o en cualquier parte del sistema de salud.  

  • Con información de José Mairena Morera, CCSS