Edgar Fonseca, editor/Foto Twitter Carlos Alvarado Q.

Las compras del gobierno a la multinacional Pfizer de vacunas contra covid-19 llegan a $124.026.540, según cifras dadas ayer por Alex Solís, presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) a cargo de esas adquisiciones extraordinarias desde diciembre anterior.

Hasta el momento, la administración ha cancelado $60.920.900 y tiene pendiente de pago: $11.105.640, por concepto de los envíos de vacunas desde el 23 de diciembre anterior.

Además, el gobierno anunció esta semana que comprará a dicha firma 3,5 millones de dosis para destinarlas el año entrante a la vacunación de menores de cinco años, adultos mayores y personas con factores de riesgo.

El monto de esta compra, en trámite, asciende a $52 millones, ratificó Solís ante consultas de este editor durante una conferencia de prensa de evolución de la pandemia convocada ayer en Casa Presidencial en que se anunció el cese de la retricción vehicular sanitaria durante los fines de semana a partir del 1.º de noviembre.

Pfizer es el proveedor dominante de vacunas contra el virus contratado por el gobierno.

Hasta ayer, la farmacéutica había entregado al país 4.893.005 dosis, de ellas 998.830, correspondieron a donaciones.

EE.UU. donó 500 mil vacunas Pfizer el 13 de julio.

Quedan pendientes de recibirse 1.109.660 dosis.

Según cifras del 12 de octubre, aparte de Pfizer, los otros proveedores de dosis se distribuían la participación: AstraZeneca: 775.200; Covax: 239.350.

El total de vacunas negociado con dicha firma, incluyendo las pendientes, asciende a 6.925.385 dosis, aseveró el jerarca.

La cifra fue actualizada anoche al llegar un lote de 105.300 dosis.

Con la llegada de hoy de 105.300 dosis Pfizer/BioNTech contra covid-19, llegamos a un total de 7.031.685 dosis recibidas, detalló el presidente Carlos Alvarado en un tuit a las 9:56 p.m.

A ellas se les sumarían el año entrante los 3,5 millones recién contratados para atender población infantil, adultos mayores y personas con factores de riesgo.

Cuando se le preguntó a Solís por qué el gobierno contrataba la compra de 3,5 millones de nuevas dosis sin mediar autorización de la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología para el uso de vacunas, en particular en menores, respondió que aplicaban la estrategia de “hacer fila” para tener acceso a las dosis en el momento correspondiente.

Sostuvo que lo hacían por un elemento de responsabilidad para proteger a mayor cantidad de personas y salvaguardar vidas.

Enfatizó que la Comisión de Vacunación analiza el proceso de desarrollo de vacunas y hace recomendaciones.

Ello, dijo, no significa una autorización de trámite pero sí una vía para las previsiones administrativas, contractuales para estar “en fila”.

“Si nosotros no hubiésemos estado en la fila hoy hace un año firmando contratos de confidencialidad y otra serie de cosas, no tendríamos el porcentaje de vacunación que tenemos hoy. Hay que estar en la fila. Ese es el elemento de responsabilidad para tomar la decisión”, insistió.

“Hoy estamos en la fila. Si no entramos en esa fila no hay vacunas para niños menores de 11 años ni para personas adultas mayores”, amplió.

El contrato, añadió, lo firman por una determinada cantidad de dosis y no descartó una “remota contingencia” de que no se dé la aprobación de la comisión ante lo cual valorarían sustituir por otras vacunas.


Suspenden restricción vehicular en fines de semana este 1 de noviembre

La vertiginosa caída en contagios, hospitalizaciones y muertes por covid-19 en las últimas seis semanas llevó este jueves al gobierno a adelantar el fin de la restricción vehicular por placas –pares e impares–, en fines de semana, a partir del 1º de noviembre.

Los contagios cayeron a 4.446 casos la última semana, 75% menos que seis semanas atrás; las hospitalizaciones se redujeron de 1.363 a mediados de setiembre a 693 ayer miércoles.

La ocupación en UCIs pasó de 497 personas, en el mismo lapso, a 296 y las muertes por el virus descendieron de 42 diarias a 11 ayer, 75% menos. Por primera vez desde el 25 de julio la ocupación en dichas unidades es menor a la capacidad límite de 359 camas.

Estas cifras, destacadas ayer por el ministro de Comunicación Agustín Castro, fueron la justificación para el anuncio del cese de la restricción vehicular en fines de semana; la restricción nocturna diaria irá ahora de 11 p.m. a 5 a.m.

Castro hizo los anuncios junto a Solís de CNE.

La restricción vehicular sanitaria por placas de sábados y domingos, deja de regir 15 días antes de lo que estaba planteado, confirmaron los jerarcas.

Ratificaron que la restricción vehicular sanitaria diurna aplicará únicamente una vez a la semana para cada vehículo, según la distribución ya conocida de placas, y a partir del 1º de noviembre la restricción diurna solo aplicará para el anillo de circunvalación, como se había anunciado. 

Según el ministro Castro, el cese de la restricción vehicular beneficiará principalmente a miles de comercios que verán incrementada su clientela durante los fines de semana y las noches.