PuroPeriodismo/Foto 14ymedio, La Habana

A pocas horas de la Marcha Cívica por el Cambio, convocada para este lunes en Cuba por el grupo Archipiélago, la Seguridad del Estado recrudece su asedio contra activistas, periodistas independientes y ciudadanos de a pie, destaca el sitio independiente 14ymedio desde La Habana.

Daniela Rojo, madre de dos niños pequeños, moderadora de la plataforma en redes desde Guanabacoa, La Habana, y quien ya estuvo detenida casi un mes por participar en las protestas del pasado 11 de julio, se encuentra en paradero desconocido.

Según informó Archipiélago en sus redes, “luego de que varias personas se personaran en la estación de policía de Guanabacoa preguntando por Daniela, podemos afirmar que está oficialmente desaparecida”. Ahí mismo, el grupo asevera: “Hacemos al régimen cubano responsable de la vida de Daniela Rojo”. añade el sitio.

En Cienfuegos, la plataforma denunció también el “secuestro” por parte del Ministerio del Interior de Carlos Ernesto Díaz González, cuando “se dirigía a comprar cigarros en su barrio”.

Tres agentes, denuncia Archipiélago, se personaron después en casa del activista, quien regenta un restaurante privado, y le pidieron a su mujer, Adianes Delgado Hernández, que “se presentara en el Departamento Técnico de Investigaciones (popularmente conocido como “Todo el Mundo Canta”) ubicado en Pueblo Grifo, para llevarle pasta, cepillo dental, entre otras pertenencias, a su esposo”.

A modo de explicación, continúa la plataforma, los agentes dijeron a Delgado que la razón de la detención era “que Carlos había puesto carteles en el Hospital”. Ella les dijo que eso era una falsa acusación y le respondieron que “lo estaban investigando”. Archipiélago denuncia que para ello tienen 72 horas y que con ello evitan que Díaz participe en la manifestación del 15 de noviembre, y exige “el cese de estas acciones de acoso” sobre ciudadanos “que solo están ejerciendo su derecho, reconocido universalmente, a manifestarse y expresarse libremente”.

Especial PuroPeriodismo: 14ymedio, La Habana

Temor a máxima represión

Yunior García Aguilera, dramaturgo y uno de los líderes de la marcha, reconoció en una entrevista ofrecida a la agencia española Efe que está preocupado y se siente responsable ante la posibilidad de que exista represión contra los manifestantes el próximo lunes, razón que no le hace retroceder en su voluntad de ejercer el derecho a la manifestación, agrega 14ymedio.

“El pluripartidismo no garantiza la democracia, pero el partido único la anula por completo”, asegura el artista de 39 años, una de las caras más visibles de la marcha cívica por el cambio del 15 de noviembre, ilegalizada por el Gobierno.

El viernes en una intervención televisiva Miguel Díaz-Canel aseguró, en referencia a esta marcha, que estaban “preparados para enfrentar cualquier acción” contra “la revolución”, según dicho sitio.

Ante la pregunta sobre el objetivo de la manifestación convocada para el 15 de noviembre, García respondió que se trata de “sacudir un país, hacer que la gente tome conciencia, generar un debate que provoque cambios”. A su juicio una buena parte de la población ha fingido no interesarse en asuntos políticos para evitar problemas pero piensa que “ahora la gente cree que puede lograr cambios y está decidiendo participar, sobre todo los más jóvenes cuya única esperanza era marcharse del país”.

“Quienes no pueden irse o han decidido quedarse saben que deben tomar las riendas de su destino, participar en la realidad y provocar cambios en su beneficio. Queremos que eso ocurra de la manera más pacífica y cívica posible”, agregó.